Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Otra rampa de cuatro millones prometida en Concordia, está sin licitar

Los proyectos de movilidad vertical son una de las primeras promesas del nuevo gobierno local a su llegada. El alcalde anunció ya en octubre del pasado año que la primera rampa mecánica sería la que iba a unir Progreso con el centro cultural de San Francisco a través de la Concordia, una de la calles con más desnivel.

El proyecto es costoso, pues según sus estimaciones rondará los cuatro millones de euros, y complejo a su vez, ya que consta de siete rampas en total. La idea del alcalde es tener la obra finalizada en 2021.

Para conectar ambos puntos habrá que instalar al menos siete elementos mecánicos en las calles Concordia, Praza das Mercedes, San Francisco y Emilia Pardo Bazán. Los primeros serán rampas similares a las que se instalan en los aeropuertos. No se había precisado entonces cómo hacer con el último tramo desde As Mercedes hasta la nueva biblioteca de San Francisco. Posiblemente será un elevador como el que se anunció para Cruz Alta y para Avilés de Taramancos.

La oposición ya mostró sus dudas entonces, no sobre el coste del proyecto, sino acerca de lo que costará mantener todo el entramado de sistemas mecánicos en las calles.

Compartir el artículo

stats