Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ourense registra la mayor tasa en Galicia de delitos de odio, el 65% por racismo o ideología

Entre los 17 hechos conocidos en un año solo hubo una detención, la de un alumno de FP por insultos xenófobos a dos compañeros - Las fuerzas de seguridad esclarecieron 10

Hace un mes, Ourense también se manifestó contra el racismo y la brutalidad policial en Estados Unidos, expresando la indignación por el homicidio de George Floyd.

Hace un mes, Ourense también se manifestó contra el racismo y la brutalidad policial en Estados Unidos, expresando la indignación por el homicidio de George Floyd. // Carlos Peteiro

Los delitos de odio atentan contra la igualdad, la razón y los principios fundamentales de la sociedad. El artículo 1 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos establece que "todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados de razón y conciencia, tienen el deber de comportarse fraternalmente los unos con los otros". La Constitución Española consagra en su artículo 14 el derecho fundamental a la igualdad. Y en el 9 recoge que "corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas; remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud y facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social". Frente a estos principios básicos, a veces se registran conductas que los atacan. Los delitos de odio son hechos ilícitos cometidos por discriminación o rechazo a determinados colectivos o personas. Ourense es la provincia de Galicia que registra la tasa más alta de casos por cada 100.000 habitantes, superior también a otros territorios, como Madrid, Álava y toda la comunidad de Andalucía así como Extremadura.

Según refleja un informe del Gabinete de Coordinación y Estudios de la Secretaría de Estado de Seguridad -adscrita al Ministerio del Interior-, un documento elaborado por once autores, la ratio de delitos de odio conocidos en la provincia es de 5,53, con un total de 17 hechos conocidos por las fuerzas y cuerpos de seguridad. En Lugo, un territorio equiparable a Ourense en cuanto a número de habitantes y estructura social, solo se cometieron 3 delitos de esta índole durante el año 2019. En A Coruña se registraron casi el doble -31-, pero la tasa por habitante -2,8- es la mitad que la ourensana. La ratio de delitos de odio conocidos por cada 100.000 habitantes se sitúa en 2,7 en Pontevedra, con 25 casos cometidos durante 2019.

Del total de 17 hechos ilícitos de esta índole que se registraron en la provincia de Ourense, el 64,7% están relacionados con racismo u odio por motivos ideológicos. Se denunciaron 5 y 6 delitos, respectivamente. Además, hubo 3 casos de discriminación contra otras personas por sus creencias o prácticas religiosas, 2 por la orientación sexual o identidad de género y uno por odio a la etnia gitana.

Entre los 17 delitos de odio de los que tuvieron conocimiento las autoridades el año pasado, en Ourense solo hubo un detenido o investigado, si bien las fuerzas y cuerpos de seguridad esclarecieron 10 de los hechos, un 58,8%. En octubre de 2019, la comisaría de Policía Nacional de Ourense informaba de la detención un alumno del régimen de adultos del CIFP Portovello de la capital, de 41 años, que presuntamente insultó y dirigió expresiones racistas contra dos de sus compañeros.

Según la versión policial ofrecida entonces, la profesora le recriminó que estuviera sentado en una posición incorrecta. Al aludido le molestó este toque de atención y arremetió contra la compañera de al lado. "Cubana de mierda", llegó a decirle. El altercado no fue a menos y la docente lo expulsó. El presunto autor se encargó y otro compañero se metió en medio. "Sudaca de mierda" o "negro, fuera de mi país", le espetó.

Compartir el artículo

stats