Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Concello buscará apoyo económico para reparar los destrozos del temporal

"La factura va a ser gorda", afirma el edil de Infraestructuras, Miguel Caride -La bajada del caudal descubre graves daños en las piscinas públicas de Oira, termas, paseos y viales

Las piscinas de Oira que se tragó el Miño están ya al descubierto. // Brais Lorenzo

Las piscinas de Oira que se tragó el Miño están ya al descubierto. // Brais Lorenzo

Mientras el caudal de los ríos sigue bajando tras registrar niveles de récord en Ourense, el Concello de Ourense ultima el trabajo de cuantificación de los daños provocados por las borrascas Elsa y Fabien y el desbordamiento del Miño. "La factura va a ser gorda", anticipa el edil de Infraestructuras, Miguel Caride, que avanza su intención de solicitar apoyo económico de otras administraciones para asumir los gastos que se avecinan.

"Tendremos que habilitar crédito extraordinario para hacer frente a esto, y gracias que tenemos remanente aunque gran parte ya lo tenemos comprometido", explica el concejal. De ahí que el gobierno local se plantee solicitar la colaboración de la Xunta. "Una vez que tengamos todos los datos e informes veremos. No sé si cabe hablar de zona catastrófica pero creo que otras administraciones deben aportar ayuda porque esto ha sido tremendo", señala Caride. En todo caso, añade, lo prioritario en estos momentos es trabajar en resolver las incidencias y habilitar lo antes posible los viales dañados y los accesos a las termas. Posteriormente se cerrará el balance.

La avenida del Miño, la mayor que se recuerda en las últimas décadas, cubrió paseos, termas y piscinas públicas de Oira y desde que remitió el temporal ha reducido su caudal. Aunque el nivel sigue siendo alto en A Peroxa y Ourense, las piscinas han quedado al descubierto revelando el alcance de los destrozos en esta instalación. Aproximar una cantidad global es todavía prematuro ya que la mayoría de las termas siguen cubiertas.

La edil de Turismo y Termalismo, Flora Moure, adelanta que el presupuesto previsto anualmente para el mantenimiento y conservación de las termas no será suficiente y confía en que otros departamentos, como el de Infraestructuras, asuman también con sus fondos la factura de daños. En este sentido, Caride ya anticipó su disposición.

El hecho de que las termas públicas se ubiquen en suelo inundable hace que todos los años se incluya en los presupuestos de esta área una partida económica para la reparación de daños por anegamientos que, incide la edila, son recurrentes. "Es raro el año en el que no se producen, pero lo de esta vez ha sido con carácter excepcional, y creemos que los daños que van a ser mayores, lo cual nos obligará a buscar fórmulas de financiación a través de modificaciones presupuestarias o contando con otros departamentos como Medio Ambiente, Infraestructuras o Perímetro Rural", concluye.

Compartir el artículo

stats