Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Donan al Museo Mercedario dos railes del tranvía de Cabreiroá

Eloi Domínguez entregó ayer al alcalde de Verín estas piezas que estaban en poder de su familia - Son dos tramos de 5 metros

Eloi Domínguez y Gerardo Seoane formalizan la cesión. // FdV

Eloi Domínguez y Gerardo Seoane formalizan la cesión. // FdV

El Museo Claustro Mercedario de Verín suma un nuevo objeto en su patrimonio. Se trata de los últimos raíles del tranvía de Cabreiroá que se conservan y que ayer entregó de forma oficial Eloi Domínguez, un vecino de Verín cuya familia lo mantenía en propiedad. Con este donativo quiere contribuir al aprovechamiento histórico en la villa de esta pieza. El Concello los instalará en su localización original, para recordar aquella infraestructura que unía con un tranvía de tracción animal la villa con el balneario de Cabreiroá.

La donación se formalizó ayer en el Museo que recibirá la pieza y elaborará un trabajo interpretativo sobre la misma. El alcalde, Gerardo Seoane, manifestó su agradecimiento a Domínguez indicando que se trata de un "ejemplo de generosidad para su pueblo, que contribuirá a divulgar la historia de todos, para conocer mejor nuestro pasado", y aprovechó para animar a todos los vecinos que consideren que tienen objetos o documentos de interés histórico a que los donen o cedan para el pueblo.

Domínguez por su parte agradeció al Concello la oportunidad de "contribuir a conservar nuestro pasado", indicando que esa fue su intención al rescatar del olvido esta infraestructura que formaba parte de su patrimonio familiar, utilizado en una estructura de una dependencia anexa de su vivienda. Se trata de dos tramos de cinco metros de largo cada uno.

El tranvía de Cabreiroá reproducía el modelo termal de Vichy, que triunfaba entre la burguesía europea, como exponente de villa de descanso, curación y entretenimiento de la sociedad, todo en en un mismo espacio de ocio, yera esencial para los auguistas que acudían a Verín buscando gozar de los paseos y las diversiones del casino, y también para descansar en el hotel balneario.

Compartir el artículo

stats