Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Confederación Miño-Sil duplica el montante de las sanciones en la ciudad

En los seis primeros meses de este año el organismo de cuenca impuso multas por valor de 7.327 euros, frente a los 5.575,36 que corresponden a todo el ejercicio anterior

Muerte de 17.000 peces en el cauce del río Barbaña (2009). // Iñaki Osorio

Muerte de 17.000 peces en el cauce del río Barbaña (2009). // Iñaki Osorio

La Confederación Hidrográfica del Miño Sil duplica el montante de las sanciones por vertidos realizados en los ríos que pasan por la ciudad: Miño, Barbaña y Loña. Los expedientes resueltos con sanción en Ourense durante el primer semestre de este año suman 7.327 euros, frente a los 5.575,36 euros correspondientes a todo el ejercicio anterior. La razón es que los vecinos se implican más y realizan denuncias cuando ven un vertido.

La mayor parte de los vertidos se concentran en el Barbaña, "sobre el que la gente está muy sensibilizada", al utilizar los paseos que hay en torno al río. Y los técnicos advierten de que "a veces la espuma que se ve en el cauce fluvial no llega a ser un vertido, se trata simplemente de materia orgánica en descomposición, en sitios de remanso o represas, donde han caído hojas, debido al bajo caudal que tiene durante los meses de verano y las altas temperaturas.

La gente ahora llama más, cundo ve algo que considera anormal en el río. La CHMS agradece esa colaboración de los vecinos, animándolos a que lo transmitan a través de la centralita 112, que lo comunica de forma inmediata al Centro de Control de Cuenca. Trabaja durante las 24 horas del día, en los locales que tiene en la avenida de la Habana de Ourense. En ese sentido, advierte de que el organismo de cuenca cuenta con 17.000 kilómetros de cauces fluviales, que no puede controlar en su integridad.

La CHMS resolvió un total de 531 expedientes sancionadores en la provincia de Ourense en el año 2018, con un importe total de 1.550.618,03 euros en multas, de los que le correspondieron a la ciudad 6, que suman 5.575,36 euros. En los seis primeros meses de 2019 resolvió 270 expedientes, que suponen 767.209.60 euros en multas en la provincia, de los que 7.327 le corresponden a la ciudad. Las resoluciones de la comisaría no ponen fin al procedimiento sancionador, debido a que pueden ser recurridas. El montante de las sanciones podría rebajarse.

De los 531 expedientes resueltos con sanción por la CHMS en el año 2018, 134 corresponden a obras; 182 a vertidos; 108 a derivaciones de caudales; y 107 a otros. De los 6 expedientes resueltos con sanción, correspondientes a la capital, 2 fueron por obras, 3 por vertidos y 1 por derivaciones.

Durante los seis primeros meses de este año, la Confederación Hidrográfica del Miño Sil resolvió 270 expedientes con sanción, de los que 60 corresponden a obras, 114 a vertidos, 54 a derivaciones y 42 a otros. En la capital resolvió 5 expedientes con sanción en el primer semestre, de los que 1 corresponde a obras y 4 a vertidos.

A pesar de que el río Barbaña pasa por el casco urbano de Ourense, por lo que afecta en mayor medida a la salud y a la calidad de vida de las personas, la Confederación Hidrográfica del Miño Sil considera que los empresarios "a lo mejor se están implicando menos de lo que debieran, en la erradicación de vertidos, pero poco a poco están tomando conciencia de que nuestros ríos son el futuro, realmente, es la vida".

Como algunas empresas realizan vertidos que la depuradora de San Cibrao das Viñas no logra gestionar, por lo que se encuentra desbordada, la CHMS está concluyendo un proyecto, con una inversión de 400.000 euros, que refleja los puntos críticos del cauce del Barbaña. Posteriormente impulsará mejoras en el río, mediante una inversión que superará los 24 millones de euros.

La CHMS dedicará 24 millones de euros a mejorar la capacidad de la depuradora de San Cibrao das Viñas y toda la red de saneamiento.

Mientas tanto, las empresas de los parques industriales de San Cibrao das Viñas, Barreiros, Pereiro de Aguiar y el Parque Tecnológico de Galicia no pueden realizar vertidos que la depuradora no puede gestionar, por falta de capacidad, que terminan contaminando el río Barbaña.

Compartir el artículo

stats