Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La conciliación familiar en el rural

El auge de las casas nido en Ourense: veintisiete aperturas en dos años y trece proyectos en espera

Uno de cada cuatro concellos carece todavía de recursos para las familias con niños de 0 a 3 años -Desde que la Xunta impulsó este servicio en 2016, la provincia redujo a la mitad el número de municipios sin guardería

La puesta en marcha de casas nido como medida para favorecer la conciliación laboral de las familias en el rural ha encontrado en Ourense un territorio en el que expandirse con facilidad.

La iniciativa trata de fomentar la instalación de estos recursos de atención a menores de 0 a 3 años en municipios con menos de cinco mil habitantes y en la provincia 81 de 92 concellos cumplen este requisito. Pero además, para optar a las ayudas que convoca anualmente la consellería de Política Social, es necesario que en dicho municipio no exista ningún otro servicio de atención a la primera infancia. Cuando la Xunta lanzó la primera convocatoria, en mayo de 2016, había medio centenar de ayuntamientos en Ourense en esta situación. Hoy, quedan 23.

El proyecto arrancó a modo de experiencia piloto como una fórmula de autoempleo dirigida a particulares y cooperativas de trabajo social para generar oportunidades en el rural y fijar población en las zonas más afectadas por la caída demográfica. Los beneficiarios, elegidos por concurso público, obtienen una subvención de un máximo de 15.000 euros para las obras de acondicionamiento, y 19.600 euros de la Xunta durante tres años para la gestión de la casa. El servicio es gratuito para los usuarios y la ratio máxima es de cinco niños por casa.

En las dos primeras convocatorias lograron ayudas 27 solicitudes hoy establecidas en Beade, Carballeda de Avia, Castrelo de Miño, Cortegada, Calvos de Randín, Baños de Molgas, Cenlle, A Gudiña, Piñor, Lobios, Leiro, Manzaneda, Amoeiro, Maside, Entrimo, Monterrei, A Veiga, A Porqueira, Baltar, Beariz, Os Blancos, Castrelo do Val, Cualedro, O Irixo, Laza, Monterrei y San Amaro.

La tercera convocatoria está pendiente de resolución pero, según los datos facilitados por Política Social, trece de las 25 solicitudes presentadas en Galicia corresponden a la provincia de Ourense. Una vez concluya la tramitación se conocerá el listado de municipios que estrenarán este recurso. A día de hoy, son 23 los que no ofertan ninguna opción a las familias con niños de cero a tres años: O Bolo, Chandrexa de Queixa, Gomesende, Larouco, Lobeira, A Mezquita, Montederramo, Padrenda, Parada de Sil, Petín, Pontedeva, Punxín, Quintela de Leirado, Rubiá, San Xoán de Río, Sarreaus, A Teixeira, Trasmiras, Verea, Vilar de Barrio, Vilardevós, Xunqueira de Espadanedo y Paderne de Allariz.

Según los datos recogidos por el Instituto Galego de Estadística, IGE, en estos 23 municipios nacieron en 2017 un total de 45 niños cuyas familias carecen actualmente de un servicio de guardería. En estos casos, la conciliación familiar se sostiene con el apoyo de los abuelos, la renuncia de uno de los progenitores, casi siempre la mujer, a su carrera profesional o la mudanza a otro núcleo con opciones.

A las casas nido y los Puntos de Atención a la Infancia se suman las escuelas infantiles. La red Galiña Azul que gestiona la Xunta a través del Consorcio Galego de Servicios de Igualdade e Benestar dispone de una veintena de centros en la provincia, a los que se suman cuatro en la ciudad de Ourense.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats