Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una inversión verde para Galicia

En numerosas ocasiones he destacado la importancia que tiene ser un territorio atractivo para la inversión a la hora de desarrollar una economía, crear riqueza y empleo, y, en definitiva, mejorar la calidad de vida de todos los que habitan en el mismo. Es necesario captar el interés y propiciar, por tanto, el asentamiento de empresas comprometidas con nuestra tierra para forjar una economía sólida y estable, resiliente, capaz de capear con solvencia los retos que, como estamos viendo estos días, salen a nuestro paso de manera continua.

En esa misma línea, todos los que estamos presentes y nos sentimos partícipes del crecimiento y desarrollo de la economía gallega queremos seguir contribuyendo a su consolidación, a través de nuestro trabajo, de nuevas inversiones, de nuevas iniciativas que nos permitan situar a Galicia como punta de lanza de la nueva bioeconomía. Un concepto que debemos interiorizar, ante el reto ambiental que afrontamos: la economía será verde, o no será.

En ese afán de hacer de Galicia una potencia impulsora de la bioeconomía y del modelo circular de producción y consumo, Ence ha detallado esta semana inversiones por importe de 395 millones de euros, que compromete para la biofábrica de Pontevedra si finalmente el Tribunal Supremo otorga validez a la concesión de su planta de Lourizán.

"La biofábrica de Ence en Pontevedra es pilar de referencia de nuestro sector forestal, su actividad traspasa barreras sectoriales para dinamizar igualmente al logístico, al comercial, al hostelero"

decoration

Inversión y economía verde y sostenible son factores que se conjugan en este caso, paradigma de empresa gallega que ha sabido adaptarse a los tiempos actuales y no solo cumplir, sino ser un referente para el resto en eficiencia y sostenibilidad. La biofábrica de Ence en Pontevedra es pilar de referencia de nuestro sector forestal, su actividad traspasa barreras sectoriales para dinamizar igualmente al logístico, al comercial, al hostelero, y, en definitiva, todo aquello relacionado de una u otra manera con el aprovechamiento de la madera gallega.

Vistas las cifras, dejar escapar inversiones de esta magnitud en una industria sostenible y de futuro, con un firme compromiso con nuestra tierra, no sería menos que una temeridad con resultados tan imprevisibles como indeseados. La oportunidad que tiene Galicia con la bioeconomía y con el reemplazo de los plásticos por materiales más sostenibles, como es el caso de la celulosa procedente de las masas forestales locales, pasa ineludiblemente por Ence y por garantizar su futuro en Lourizán.

*Presidente Grupo Nogar

Compartir el artículo

stats