Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro de Silva.

Calamidades de interés turístico

El llamamiento al turismo internacional para contemplar el avance dramático de la lava ardiente y la función de pirotecnia del volcán de La Palma es en sí mismo una catástrofe de comunicación política de la ministra del ramo (empañando el bonito gesto de Sánchez de personarse allí) pero abre un posible segmento de propaganda más ligado todavía al Ministerio de Industria y Turismo. Por ejemplo, un turista adicto a los grandiosos monumentos no debería perderse la visión de las enormes centrales térmicas de carbón condenadas a la muerte súbita en distintos parajes de España, gigantescos dragones humeantes y ruidosos que, pese a tener vida por delante para una transición paulatina y dar trabajo a comarcas enteras, ahora yacen silenciosos y yertos, dando la paz ambiental al aire y la de los muertos al empleo. En el anuncio promocional debería acompañarla la titular de Transición Ecológica.

Compartir el artículo

stats