Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José María Martín Moreno

Universidad de Vigo: una espléndida salud financiera

Con la aprobación por el Consello Social y el Consello de Gobierno, la Universidad de Vigo cerró la liquidación de sus presupuestos de 2020, un ejercicio marcado por la terrible pandemia que asoló el mundo y que ha requerido un extraordinario esfuerzo de la comunidad universitaria para continuar prestando los servicios educativos y de investigación que la sociedad le demanda. El resultado refleja la espléndida salud financiera de nuestra institución, con 7.597.122 euros positivos. Varias actuaciones lo explican: por una parte, la Universidad ha sido capaz de reaccionar con rapidez, adelantándose a los acontecimientos y realizando los ajustes necesarios en el presupuesto de gastos sin afectar a los ejes estratégicos de la Universidad; y, por otra, la buena gestión de los fondos transferidos por la Xunta de Galicia, así como la contención de gastos, en un ejercicio donde la pandemia derivada del COVID ha supuesto la asunción de una estrategia de crisis que generó numerosos gastos inesperados.

Debemos destacar que Galicia es una de las dos comunidades autónomas españolas que proporciona una estabilidad financiera básica a sus universidades, lo que elimina incertidumbres a corto, medio y largo plazo. Además, los ingresos de la Universidad se incrementaron un 1,43% respecto al ejercicio precedente, gracias a que la Xunta de Galicia inyectó fondos al cierre de ejercicio para compensar los gastos derivados de la pandemia, pero sobre todo porque nuestra Universidad es suficientemente competitiva en investigación y capaz de conseguir fondos de manera estable año a año.

Personas, equipamiento e infraestructuras encabezan el esfuerzo del gasto y la inversión de la institución

decoration

Personas, equipamiento e infraestructuras encabezan el esfuerzo del gasto y la inversión. Las personas siguen siendo un objetivo estratégico, con un incremento del gasto de 4,14% respecto al del ejercicio 2019 y un 9,24% superior al de 2018. En equipamiento científico, financiado por el Estado y la Xunta de Galicia, se han invertido 3.321.210,30 euros, muestra de la apuesta decidida por la investigación, un esfuerzo financiero grande porque los fondos comprometidos se recibirán en 2024. En infraestructuras la inversión se centra en la transición y la eficiencia energética, con 950.228,55 euros, lo que provocará a corto plazo una reducción en los gastos de suministro.

En cuanto a la dinamización económica del entorno, las licitaciones públicas en el ejercicio refieren a expedientes por 16.402.190,70 euros, un 58,09% más que en el ejercicio precedente; los procedimientos de contratación garantizan la neutralidad de la institución, cumpliendo con sus obligaciones legales para permitir a las empresas concurrir en un régimen de transparencia y competitividad ejemplar. En cuanto a los pagos, la Universidad de Vigo cumplió el 100% de sus obligaciones a 31/12/2020, lo que implica que todas las empresas que trabajan con la universidad reciben los importes de sus facturas cumpliendo el plazo medio de pago exigido por la ley de estabilidad presupuestaria. Este hecho potencia el tejido empresarial del entorno de la universidad a la vez que muestra la elevada solvencia de la institución.

La espléndida salud financiera de la Universidad de Vigo, reflejo de su potencia educativa e investigadora, no es óbice de alertarnos sobre la necesidad de afrontar dos objetivos estratégicos del equipo de gobierno: la captación de alumnos en el exterior, fundamentalmente en países hispanos y lusófonos; y la captación de talento, que multiplica las posibilidades investigadoras y educativas. Un reto, junto a la enseñanza digital, que situará a nuestra Universidad en posición de competitividad global, y al que la espléndida salud de sus cuentas contribuye decididamente.

*Vicerrector de Economía de la Universidad de Vigo.

Compartir el artículo

stats