Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santiago Lago Peñas.

Santiago Lago Peñas

Director de GEN (UVigo) y del Foro Económico de Galicia

Una perspectiva constructiva de la pandemia

La pandemia nos ha dado mucho tiempo para pensar. Obligados a estar encerrados en casa y bombardeados por estadísticas sobre la evolución del virus en todos los países del Mundo, nos hemos hecho conscientes de nuestra fragilidad como personas, pueblos y especie y de las amenazas que se ciernen sobre nosotros. Pero también de nuestras fortalezas y de las oportunidades. Y esa conciencia es una fuerza de cambio que no debemos dejar pasar.

En un mundo globalizado e interconectado, los problemas trascienden las fronteras nacionales. Cierto que el cambio climático es una amenaza mayor, un riesgo para la humanidad. Pero es un proceso que se desarrolla lentamente, que se nota a lo largo de décadas. El virus nos ha impactado en cuestión de días. Y nos ha mostrado nuestra desnudez. Pero también la maravillosa capacidad de reaccionar gracias a la ciencia y a la cooperación internacional. Apliquemos lo aprendido también a esos graves problemas a largo plazo que requieren actuar ya si queremos evitarlos.

En segundo lugar, el capitalismo de mercado es una solución para la asignación de recursos con una capacidad enorme y muchos méritos. Pero también generadora de problemas serios. Por eso, necesitamos Estados fuertes e integrados en estructuras supranacionales, con capacidad de regulación y recursos suficientes para afrontar los retos mayores que incluyen al cambio climático, las pandemias y los desequilibrios extremos en desarrollo socioeconómico. Nos toca reforzar la capacidad de intervención pública para gobernar con sentidiño nuestro mundo; que, no lo olvidemos, es también el de nuestros tataranietos.

Sin agotar el listado, un tercer elemento a tener presente es la necesidad de reevaluar los riesgos asociados a cadenas logísticas que concentran la producción de algunos bienes en pocos sitios. Cierto que cambiar la geografía de los suministros puede llevar años de trabajo y no tendría sentido replegarse al completo. Pero hay que buscar un equilibrio y no estar en manos de países que, además, no se caracterizan por ser ejemplo de confianza y credibilidad.

*Director de GEN (UVigo) y del Foro Económico de Galicia

Compartir el artículo

stats