Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alfonso Villagómez.

tribuna del lector

Alfonso Villagómez

La procura existencial

Un Consejo de Ministros extraordinario aprobará el próximo viernes el Decreto del llamado Ingreso Vital Mínimo (IVM). En el Derecho Público alemán, a mediados del siglo pasado, se llamó a esta acción del Estado, por la que se ayuda a la supervivencia misma de los ciudadanos, "procura existencial".

La pandemia ha creado el momento favorable para la ampliación del estado del bienestar a todos aquellos que quedaron fuera del sistema: las personas y las familias en situación de pobreza.

Para erradicar la pobreza se ha de cambiar la forma cómo luchamos contra ella, pasando así de la lógica de la solidaridad a la de los derechos. No padecer pobreza es un derecho de los ciudadanos que hay que financiar con los impuestos.

Es lo que hicimos con la sanidad: de estar vinculada a los mecanismos de solidaridad de la Seguridad Social, pasó a ser considerada un derecho de los ciudadanos y financiada con los impuestos de todos.

La mejor forma de responder al aumento de la pobreza y la desigualdad que trae la crisis de la Covid-19 es con la implementación del IMV, que pronto estará en la pagina del BOE. Esta ampliación del estado del bienestar aliviará la vida de los más frágiles y hará que nuestro país deje de liderar el ránking de la pobreza. Además, favorecerá el apoyo a España de los países del norte de la UE, con los mecanismos de solidaridad europea. Porque no es sensato pedirles que sean solidarios si ven que nuestro país el gasto social y el esfuerzo fiscal son inferiores a los suyos.

Es difícil que la mayoría de los dirigentes sociales no apoyen esta medida del Gobierno de regulación de una renta básica para los más necesitados. Y es que, después del IVM, esta acción del Estado se podría extender a otros ámbitos: salida del confinamiento, medidas de protección del empleo y las pymes, impulso del sector sanitario, salud y cuidados de los mayores o a la política de medio ambiente y cambio climático.

Pero ahora lo más urgente es procurar que las familias lleguen a mañana por medio de su IMV.

Doctor en Derecho Público por la USC

Compartir el artículo

stats