Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

el mirador DE MARÍN

Mañana, San Blas y sus "croques"

Devoción y tradición

Mañana viviremos en Marín, otro año, la festividad de San Blas, concretamente en la parroquia de Seixo y en el lugar que lleva el nombre del santo benefactor contra las enfermedades de la garganta, es decir, "San Blas", en un precioso pazo que incluye una capilla que encierra la tradición de siglos y que, desde hace unos años para acá, ha recuperado la celebración que se había trasladado a la iglesia parroquial de Seixo con lo que perdía muchísimo de su encanto tradicional. Una promesa, según me informan, de la familia propietaria de la mencionada capilla, hace que las celebraciones propias de la tradición retornen al lugar siguiendo la pauta de siempre, con la participación de cientos de romeros en las misas continuas que, desde primera hora de la mañana, se irán sucediendo; en la procesión que llevará al Santo por las cercanías y, sobre todo, como elementos diferenciadores, de los ritos de la medición de cuerpos y gargantas con cintas de cera y los famosos "croques" que se dan sobre las cabezas de los fieles con una pequeña imagen del santo perotector mientras se pronuncia la oración: "San Blas glorioso, por tu cruel martirio y tu vida santa que el Señor nos libre de los males de cabeza y de garganta". Y serán muchos y muchas quienes se pongan en la fila para recibir, en cabeza y hombros, los santos "croques", unos, creyentes, por devoción, y otros, más o menos, por tradición.

Ateneo

Compartir el artículo

stats