Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rosas, un hombre de paz y de palabras emocionantes

El patrón mayor de Bueu se las sabe todas. Ya lo dice el refrán, que sabe más el diablo por viejo que por ser diablo. ¡Y conste que no le estamos llamando ni diablo ni viejo a Rosas! Faltaría más. Es todo un hombre de paz, como demostró en la misa de campaña del domingo. No dudó un segundo en subirse y gatear por encima de una de las mesas de subasta -con traje y todo- para ir darle la paz a alguien especial. Y no solo es hombre de paz, sino también de verbo fácil. Antes de acabar la misa tomó la palabra y logró que las más de 700 personas aplaudiesen al bueno de Suso Barros, que hace una semana se salvó de un naufragio; a la Coral Maruxía; y al cura don Benito. Alguno de estos gestos era de auténtico mérito. Ustedes ya entenderán...

Compartir el artículo

stats