Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Misturas” en la Capela do Hospital

Manuel Cerviño (Bueu, 1967) expone sus pinturas y su libro de vivencias personales

El autor, con algunas e las obras de la exposición “Misturas”, ayer en la Capela do Hospital G.Núñez

“En 1998 comencé a trabajar para la Xunta de Galicia en la isla de Ons, que empiezo a dibujar con bolígrafos de colores fluorescentes de tinta líquida”, explica Manuel Cerviño, que también relata su trayectoria y experiencias en la solapa del libro “Tú, mi gran obra”, donde relata, en renglones de prosa poética, el poso de una tormentosa relación sentimental. Al igual que aquel amor, la tinta de los bolígrafos se fue secando por las altas temperaturas y el paso del tiempo, y el artista en ciernes vuelve a intentarlo, esta vez con pinceles, acuarelas y óleo para plasmar sobre lienzos y tablas los paisajes que le rodean y los que lleva en su interior, “moviéndome siempre dentro del realismo”, subraya.

En la Capela do Hospital expone una veintena de cuadros, solo una pequeña parte de los que ha realizado en algo más de dos décadas de afición, en las que acumula también un amplio historial de exposiciones, la gran mayoría en establecimientos de Bueu, Cangas y Moaña. La de la Capela do Hospital, que está abierta hasta el domingo en horario de 11.00 a 14.00 y de 17.00 a 21.00 horas, es la tercera en este local municipal y la número 40 de su trayectoria. Tras la clausura, tiene previsto viajar a Madrid para preparar una muestra de su obra en un centro comercial de la localidad de Valdemoro.

Otros trabajos de la exposición que permanece abierta hasta el domingo en Cangas. | // G.Núñez

“Las largas temporadas en el maravilloso enclave de la isla de Ons inspiran parte de mi obra”, abunda Manuel Cerviño, que plasma los paisajes de la isla y de otros lugares que desfilan ante su mirada o por su imaginación. También referencias oníricas y mitológicas, como gnomos, hadas y personajes de fábula, que se pueden adquirir desde 45 euros hasta 800. Completan la muestra dos hórreos de marquetería, también a la venta.

Con el primer premio de pintura Adicam en 2012 y el segundo un año después, Cerviño alcanzó sus mayores reconocimientos en certámenes y alientan su afición por esta actividad artística, a la que no impone reglas ni límites: “Mi estilo pictórico no se parece a ningún autor concreto, es mi propio estilo; me atrevería a decir que pinto al estilo de Manuel Cerviño García”.

Compartir el artículo

stats