Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Solo Bueu logra superar en O Morrazo la tasa de donación de sangre recomendada

En 2020 registró 574 donaciones y una tasa de 47 por cada 1.000 habitantes | La aconsejada está entre 40 y 60 | Cangas bajó a 31/1.000 y Moaña, a 33/1.000

Unidad móvil de donación de sangre en Cangas. |   // S.Á.

Unidad móvil de donación de sangre en Cangas. | // S.Á.

El balance de donaciones de sangre en el año de la pandemia en O Morrazo refleja que la comarca no ha logrado llegar a la tasa de donación recomendada por la Organización Mundial de la Salud, entre 40 y 60 por cada 1.000 habitantes. La media está en 36, incluyendo los municipios de Cangas, Moaña, Bueu y Marín, y supone una bajada de cuatro puntos con respecto a 2019, cuando se había llegado a los 40 donantes por cada 1.000. Cierto es que la pandemia ha retirado actividad en todo, también en la donación de sangre, pese a que desde la Axencia de Doación de Órganos e Sangue (ADOS) desplaza con perioricidad sus unidades móviles.

El número de donaciones en 2020 fue de 2.967 para una comarca de 82.226 habitantes. En el año 2019 fueron 3.320 y hace 10 años, 3.270.

Cangas registró el año pasado 832 donaciones de sangre, con una tasa de 31 por cada 1.000 habitantes. El año anterior habían sido un centenar más, 931.

La tasa en Moaña, de un año para otro, bajó en siete puntos, de 40 a 33 donantes por cada 1.000 habitantes. Hubo 640 donaciones en el año de la pandemia, cuando en 2019 fueron 777 y el municipio llegaba a la tasa recomendaba por la OMS, con 40/1.000.

Bueu es el concello que sale mejor parado en esta estadística con una tasa de 48/1.000 registrando 574 donaciones en una población de 11.950 habitantes. Los datos en la pandemia han sido muy positivos en este municipio ya que el año anterior 2019 fueron 463 donaciones con una tasa de 39/1.000.

Por lo que respecta a Marín, el número de donaciones bajó de 1.149 a 921 y la tasa bajó del 47/1.000 al 38/1.000.

ADOS hacía público ayer el balance de donaciones en las siete principales ciudades de Galicia en donde Santiago se sitúa a la cabeza con 9.220 donaciones y una tasa de 94 por cada 1.000 habitantes. Le sigue Ferrol, con 3.577 y una tasa de 55/1.000; Pontevedra, con 4.454 y una tasa de 53 por cada 1.000 habitantes; Ourense, con 4.987 y una tasa del 47; Vigo, con 13.497 lo que la sitúa con una tasa del 45/1.000; A Coruña, con 10.822 donaciones y una tasa de 30/1.000 y en último lugar, Lugo, con 49.526 y una tasa de 30/1.000.

La tasa de participación media de las ciudades gallegas fue de 50 donaciones por cada 1.000 habitantes y año, índice que supera en once puntos la media gallega.

Compartir el artículo

stats