Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“O abrimos todos hasta las once de la noche o ninguno”

Malestar en el sector por la medidas de alivio frente al COVID

Un hostelero ayer con un medidor de CO2 en su local.

Un hostelero ayer con un medidor de CO2 en su local.

“Creemos que es una medida poco democrática”, asegura el presidente de la Asociación de restauración de Cangas (Areca), Gustavo Soliño, sobre las nuevas medidas de alivio en el sector decretadas por la Xunta para el control de los contagios del COVID-19, que permite abrir los restaurantes dos horas más, hasta las 23:00 horas, pero solo los establecimientos de esta categoría quedando fuera los restantes. Explica Soliño que los clientes pueden ir al interior de un restaurante a comer, a cenar y gastarse más dinero, pero no pueden ir a tomar un bocadillo o una cerveza en una terraza”. Dice que él no es negacionista pero que está demostrado científicamente que en las terrazas es donde hay seguridad: “Por eso en Areca los socios están muy enfadados porque aunque los restaurantes pueden abrir más, los que tienen esta licencia son los menos y tienen que hacer esa inversión a mayores del medidor de CO2”. Ayer algunos hosteleros ya probaban estos medidores, aunque no es obligatorio que entren en vigor desde hoy, que adquirieron por unos 100 euros. Algunos también aseguran que aunque lo hubieran comprado no van a abrir hasta las 23:00 horas y seguirán cerrando a las 21:00 porque no les parece normal la medida de tener que reservar y registrar con los datos del DNI a los clientes que vayan a cenar. “O abrimos todos o ninguno”, aseguran en un restaurante.

Gustavo Soliño entiende que el sector sigue con medidas poco pensadas e improvisadas y con faltas de rigor científico y técnico. No le parece lógico que el comité científico que asesora a la Xunta diga que es más viable abrir los restaurantes dentro solo, y cerrar la terraza a las 21:00; es ilógico y falto de sentido común, de legislación y de ciencia y sospecha que todo pudo deberse a presiones del clúster.

Carlos Novas

"Ampliar el horario está bien, pero hay que tener mucho sentidiño"

Carlos Novas - Restaurante Nordés de Bueu

decoration

En Bueu el sector recibe con una mezcla de satisfacción y desconfianza la ampliación. A algunos locales, como el Estrellita, que estuvo cerrado entre noviembre y marzo, no ven lógico “tener que actuar como policías con un control de los clientes cuando ya hay un código QR obligatorio”.

David Juárez y Estrella Pérez

"Si hay un código QR no sé por qué tenemos que hacer de policías"

David Juárez y Estrella Pérez - Restaurante Estrella de Bueu

decoration

En cuanto a los datos de contagios, en el mapa del coronavirus del Sergas, Cangas experimentó ayer una subida de 29 a 31 casos en activo en los últimos 14 días y de 12 a 16 nuevos en los últimos 7, lo que hizo subir su incidencia por cada 100.000 habitantes de 109 a 117. Moaña registró también una subida a 11 casos en los últimos 14 días y a 10 nuevos en los últimos 7, con una incidencia acumulada, que pasa de 15 a 57. Bueu tiene solamente con un caso activo, según la EOXI, con y una incidencia de 25. En cuanto a centros educativos, hay 9 en total. Moaña vuelve a aparecer en la lista del Sergas con 2 centros (Tirán y As Barxas) con 3 casos. Cangas tiene 5 centros afectados y un total de 6 contagiados y Bueu sigue en cero.

Compartir el artículo

stats