Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cangas, con fuga de empresas

La zona de A Portela sigue sin completar su regaularización y genera desconfianza para asentar naves ELago Paganini construye su nueva fábrica en el polígono de Bueu E”Alinox estrenó esta semana su nave en este parque

Nueva nave que construye la conservera Lago Paganini en Castiñeiras, en Bueu

Nueva nave que construye la conservera Lago Paganini en Castiñeiras, en Bueu Santos Álvarez

La falta de suelo industrial en Cangas asfixia los planes de expansión de las empresas que no ven posibilidad o encuentran muchas trabas para desarrollarlos y algunas han tenido que abandonar el municipio. De hecho Cangas se quedará sin conserveras ya que Lago Paganini ha tenido que irse a Bueu en donde está construyendo la nueva nave en el polígono de Castiñeiras, a la que pronto trasladará toda la producción que hoy sigue en el parque empresarial de A Portela, en Cangas. Paganini se trasladó de forma urgente a A Portela tras el incendio de 2011 que destruyó su planta de Ojea, en el centro urbano cangués.

En Castiñeiras abrió también esta semana la nueva nave de Alinox, antes ubicada en Cela, y que estuvo buscando terrenos porque la sede que tenía se le hacía pequeña para atender toda la demanda de producción. Se dedica a soldadura y acero. Buscó en Bueu y en Cangas, en la zona de A Magdalena, de promoción privada, “pero sin visos de desarrollo a corto plazo”, por lo que cuando le surgió la posibilidad de una parcela en Castiñeiras, en Bueu, no lo dudaron.

Interior de la nueva nave de Alinox que empezó a estar operativa esta semana en el polígono de Castiñeiras. | // SANTOS ÁLVAREZ Santos Álvarez

Reconocen que tuvieron la suerte de que surgió una parcela en venta, se negoció y se adquirió y que sí hubieran optado también por la Magdalena, pero no estaban las cosas claras. Sus 8 trabajadores comenzaron el pasado lunes su primer día de trabajo en Castiñeiras.

Exterior de la nave de Alinox en Castiñeiras. Santos Álvarez

La falta de suelo también ha llevado al grupo empresarial Iglesias, de Cangas, dedicado a la comercialización de productos médicos-ortopédicos y equipamientos de farmacia; y a la venta de recreativos de juego, a presentar una modificación puntual urbanística en unos terrenos de algo más de 30.000 metros cuadrados en A Rúa, para uso comercial, incluso hotelero, que sigue a la espera de la aprobación por parte del Concello. El gobierno sigue dividido -con el PSOE a favor y parte de ACE con un posicionamiento más claramente en contra- y no hay mayoría tampoco con los grupos de la oposición para sacar adelante esta iniciativa que permitiría la entrega de unos 7.000 metros cuadrados al Concello como parcela dotacional, en donde se prevé la construcción del nuevo edificio sanitario; además de zonas verdes. El grupo empresarial Iglesias asegura que hay firmas de alimentación interesadas en ubicarse en este suelo y que ellos también lo necesitan para reagrupar todas sus naves, por operatividad. De no conseguirlo, amagan también con irse de Cangas, bien a Bueu, en la ampliación del polígono de Castiñeiras que se está tramitando por iniciativa privada, o bien no descartan Vigo.

Zona de Aldán en donde se prevé el desarrollo de dos bolsas de suelo industrial Santos Álvarez

"Cangas es un pueblo reacio a crecer"

Camilo Vilas - Empresario

decoration

El empresario Camilo Vilas, propietario de Butano y Propano Estévez Vilas y de la estación de servicio de A Magdalena, asegura que la falta de suelo industrial en Cangas “es visible” y no puede decir de quién es la culpa, si del Concello, si de la Xunta... Reconoce que en su caso no tiene en estos momentos proyectos en expansión que desarrollar, pero sabe de gente que quiso implantarse aquí y fue inviable. Entiende que estando Cangas al lado de Vigo, tendría que haber absorbido empresas de este municipio, pero la imagen que se da es de abandono, como es la imagen de Massó. “Es una lucha como cuando fue lo de la construcción de la antigua vía rápida”, añade, recordando los detractores que siempre tuvo esta carretera, para luego tener que desdoblarla. En su momento, él era presidente de la Asociación de empresarios de Cangas (Acica) y le llegaron a calificar de “navajero del monte” por apoyar la construcción de la carretera. Como Vilas, muchos creen que Cangas es un pueblo reacio a crecer y que necesita un cambio de chip.

Polígono de A Portela, junto a la PO-551 en la carretera Cangas-Bueu. Santos Álvarez

"En donde estamos ahora, rodeados de viviendas, no podemos ampliar"

Agustín Martínez - Copropietario de "Luis Hernández"

decoration

Quien sí está esperando por suelo industrial en Cangas es la empresa de materiales de construcción y ferretería Luis Hernández, ubicada en O Gatañal. Agustín Martínez, copropietario de la empresa, asegura que en donde están ahora, rodeados de viviendas, no tienen posibilidad de ampliación y por eso están buscando suelo. Lo que le plantean es una zona industrial en San Amaro junto al campo de fútbol, pero está sin desarrollar. Otra alternativa es irse a Bueu, en donde hay un proyecto de ampliación del polígono por iniciativa privada. “Lo que necesitamos en Cangas es un polígono para ampliar nuestras empresas. En nuestro caso tenemos que ir planificando, no con urgencia, pero sí de cara a dos o tres años”. Su sector, tras la crisis que empezó en 2008 y de la que les costó mucho salir regularizando gastos y empleados, ha vuelto a aquellos años de trabajo, sobre todo con los encargos de reformas.

El único suelo ahora en Cangas es el de A Portela, pero todavía no está regularizado después de haber se completado la tramitación burocrática de la modificación, falta la ejecución del proyecto de urbanización, parado por las inversiones que deben desembolsar los propietarios de las parcelas y de las naves que están funcionando.

Dos bolsas en Aldán, pendientes del PXOM

El suelo industrial de Cangas depende también de la aprobación del Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM), del que solo se ha logrado llegar a un borrador. En ese borrador, según confirma la empresa redactora Monsa, figuran dos zonas industriales en el municipio. Por un lado está la incorporación del suelo de A Portela, cuya modificación puntual fue aprobada en diciembre de 2016; y dos bolsas más de Suelo Urbanizable de Suelo Industrial.

Suelo industrial previsto en el PXOM en Aldán

Suelo industrial previsto en el PXOM en Aldán

La primera de estas bolsas, técnicamente denominada SUZ-3 y con una superficie de 71.354 metros cuadrados, está al oeste de la PO-315, frente al campo de fútbol de San Amaro, en el tramo que discurre entre la rotonda de esta carretera con la variante de acceso al corredor VG-4.6, hacia Bueu. Esta bolsa ocupa parte de los terrenos de una antigua cantera. La segunda está contigua a la anterior por el este. Ocupa el resto de terrenos de la cantera. Está designada como SUZ-6 y tiene 164.700 metros cuadrados. En su interior se ha previsto, sobre una vaguada natural, una zona verde de 51.823 metros cuadrados.

Grafiado del suelo industrial existente en A Portela, dentro del PXOM.

Con respecto a la integración de estas áreas en el Plan Sectorial de Ordenación de Áreas Empresariales de Galicia, aprobado por la Xunta en 2014, en el primer documento se incluía una gran bolsa de suelo en Cangas, al sur del polígono de Castiñeiras, pero se eliminó. El hecho de haber en la zona un curso de agua y quedar sometida a la protección del Plan de Ordenación do Litoral, hacía complicada su ejecución y fue el motivo que alegó el Concello para eliminarla de dicho plan. Se cambió esa bolsa por las dos de la cantera, una de ellas concebida como ampliación de la otra.

La modificación de A Rúa, a la espera del Concello

La modificación puntual de A Rúa, en Cangas, que promueve el grupo empresarial Iglesias para una zona comercial de 11.000 metros, sigue a la espera de la aprobación del Concello. El grupo del PSOE en el gobierno ya intentó llevarlo a aprobación del pleno pero lo tuvo que retirar por falta de consenso. Las gestiones de la modificación se habían iniciado con el anterior alcalde, Xosé Manuel Pazos, pero su fallecimiento en enero, ha provocado que se vuelva a empezar casi de cero y sin mayoría en la corporación para llevarla a pleno. La alcaldesa, Victoria Portas, es cauta ahora. Está centrada en la aprobación de los presupuestos y no quiere adelantar valoraciones.

Compartir el artículo

stats