Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cangas abre sus playas a los coches

Los representantes del Concello y de los vecinos dialogando sobre la ubicación de direcciones y aparcamientos en Donón.

Los representantes del Concello y de los vecinos dialogando sobre la ubicación de direcciones y aparcamientos en Donón. Gonzalo Núñez

Desde la Alcaldía y desde el departamento de Mobilidade se siguen buscando soluciones a los problemas de tráfico y aparcamiento en las zonas de playas. El problema se ve acrecentado al insistir una abogado viguesa en recurrir ante el Valedor do Pobo las restricciones de acceso de vehículos a las playas impuestas el pasado año en plena eclosión de la pandemia.

El Valedor do Pobo ya manifestó en su informe que la decisión de, por aquel entonces, alcalde Xosé Manuel Pazos, era discriminatoria, porque se restringía el paso a vehículos que pertenecían a personas que no eran residentes. Lo cierto es que había muchas más excepciones, como si se estaba en un hotel de la zona, se habitaba en una segunda residencia o en un apartamento turístico, para lo cual se expedían tarjetas.

Otro momento de la visita a Donón. Gonzalo Núñez

Pero esta vez el gobierno local, concretamente Adrián Pena (ACE) y la alcaldesa Victoria Portas (ACE) no quieren problemas, porque se teme que el asunto llegue a los tribunales. El pasado año, el gobierno local mantuvo que el Concello tenía competencias para limitar y restringir el tráfico en carreteras de su competencia a no residentes, como hacen otros muchos ayuntamientos en las zonas urbanas. Pero no se quiere pelea este año. Además, las protestas de propietarios de leiraparkings y chiringuitos de playa van en aumento.

Así que lo que valió para Semana Santa no valdrá para el verano. Los coches podrán acceder a las playas de Cangas, claro que deberán aparcar bien, porque de lo contrario sus dueños serán multados. Además, como recordó ayer el jefe de la Policía Local, Alberto Agulla, si los números de la pandemia aumentan (se espera que con la vacunación el número de contagiados descienda) sí que se volverá a adoptar la medida que emprendió el anterior regidor local.

Con el fin de buscar fórmulas para encontrar aparcamientos y desatascar los problemas de tráfico que hay los fines de semana en las playas de Cangas cuando el tiempo es favorable, ayer la alcaldesa Victoria Portas, el concejal de Mobilidade, Adrián Pena, y el jefe de la Policía Local, Alberto Agulla, se reunieron por la tarde con los vecinos de Donón. Este colectivo quiere que se continúe hasta arriba la senda peatonal de hormigonado ecológico desde el cruce de Melide hasta la caracola y se establezca sentido único.

Aparcamiento actual en la Caracola de Donón. Gonzalo Núñez

Los problemas de tráfico en Donón se dan incluso en invierno, ya que es un lugar al que acuden muchas excursiones y punto de salida de numerosos senderistas, que se adentran en coche en la zona. Se habilitaría una senda peatonal de 1,5 metros y un carril de 2, además de ordenar la zona de aparcamiento. Hay que recordar que los vecinos pusieron en su momento a disposición del Concello los terrenos para construir un aparcamiento pero que Medio Ambiente lo impidió por estar Donón en una zona de especial protección en Red Natura.

Los vecinos también expusieron ante el cortejo municipal los problemas que suponen la presencia de las autocaravanas. Se va a prohibir que entre en el pueblo de Donón. Como señala Alberto Agulla, este tipo de vehículos son los responsables de los atascos que hay en el pueblo de Donón. Recuerda que muchas veces queden bloqueadas en el medio del pueblo y suponen un verdadero problema relacionado con la seguridad.

La alcaldesa está por la labor de adoptar las medidas que piden los vecinos. Asegura que comprende perfectamente el problema de tráfico que vive Donón y está dispuesta a afrontar las obras, bien a través de los presupuestos municipales de este año o mediante los remanentes del Plan Concellos.

El jefe de la Policía (primero izda.) y la alcaldesa con dos vecinos en una de las carreteras de Donón. Gonzalo Núñez

Miedo a perder el tren del turismo

Hay cierto miedo a que la medida de restringir el acceso de vehículos, no de personas, a las playas, repercuta en la economía local, que ya herida de gravedad por la pandemia. Los propietarios de los leiraparkings y de los chiringuitos alzaron su voz. Claro que también lo habían hecho el año pasado y no consiguieron nada. Pero ahora ya son muchos meses de cierres y de restricciones horarias y un sitio tan dependiente del turismo como Cangas no se puede permitir el lujo de tener fama de discriminar a los que no viven en el municipio. Porque, al final, por muchas excepciones a la regla que haya, con lo que se queda el turista potencial es que a Cangas es un lío ir a la playa. De hecho, en Semana Santa corrió el bulo de que para acceder a las playas de Cangas había que pagar. Los leiraparkings vacíos del pasado fin de semana sembraron el pánico en un sector que no está regulado por la Xunta, que es alegal y del que estuvo detrás el Ministerio de Hacienda y el de Empleo. Ahora, con el cambio de aires, desde la administración local se espolea la aparición de este tipo de aparcamientos que sin ellos, todo hay que decirlo, el caos de tráfico tomaría las playas.

Compartir el artículo

stats