Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La osada ignorancia

“Médicos cobardes”, reza esta pintada en las inmediaciones del centro de salud de Cangas. Podríamos recurrir al tópico de referirnos a nuestros profesionales de la sanidad como héroes, que en realidad lo son. Pero mejor que eso preferimos mostrar nuestro respeto hacia su trabajo incansable y hasta por su inagotable paciencia. Porque debe ser frustrante que después de dejarse el pellejo intentando ayudar a los demás aún tengan que leer y aguantar pintadas como estas. Los únicos cobardes son sus ignorantes autores y esos que se esconden detrás de los mal llamados “médicos por la verdad”.

“Médicos cobardes”, reza esta pintada en las inmediaciones del centro de salud de Cangas. Podríamos recurrir al tópico de referirnos a nuestros profesionales de la sanidad como héroes, que en realidad lo son. Pero mejor que eso preferimos mostrar nuestro respeto hacia su trabajo incansable y hasta por su inagotable paciencia. Porque debe ser frustrante que después de dejarse el pellejo intentando ayudar a los demás aún tengan que leer y aguantar pintadas como estas. Los únicos cobardes son sus ignorantes autores y esos que se esconden detrás de los mal llamados “médicos por la verdad”.

Un “House of Cards” a la canguesa y mucho más cutre

Buena parte de la clase política canguesa está convirtiendo el triste suceso del fallecimiento del alcalde en una temporada de “House of Cards” pero en versión cutre. Si Frank Underwood se aprovechó de todo tipo de tragedias para llegar a la presidencia de Estados Unidos, en Cangas los hay que están viendo su oportunidad de ocupar el sillón de la Alcaldía sin haber logrado los votos de la ciudadanía para ello. Casi lo mejor es que empiecen a contar los plazos establecidos legalmente y todos los grupos y subgrupos tengan que llegar a un acuerdo o renunciar a él en un plazo breve. Así evitamos que se eternicen en discusiones bizantinas.

Controles en un punto “sensible” entre Cangas y Moaña

No se puede decir que la Guardia Civil no sepa en qué zonas concretas los vecinos de Cangas pueden saltarse el cierre perimetral. De ahí que de vez en cuando realicen sus controles en los accesos al supermercado Lidl. Y es que es el deseo de querer comprar cerca de la frontera, pero al otro lado, lo que lleva a muchos vecinos a arriesgarse. Será cuestión de tener paciencia hasta que se reabra la movilidad.

Compartir el artículo

stats