Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medio Ambiente lleva al pleno la mejora del saneamiento de Aldán-Hío

El presupuesto de contratación de la obra alcanza casi los dos millones de euros

Vertidos en la playa de San Cibrán. |   // GONZALO NÚÑEZ

Vertidos en la playa de San Cibrán. | // GONZALO NÚÑEZ

El gobierno local de Cangas, a través de concejal de Medio Ambiente, Hugo Fandiño, presentará al pleno de la próxima semana el proyecto de mejora de saneamiento de la subcuenca de la ría de Aldán, elaborado por la UTE Gestión Cangas, con un presupuesto de contrata que alcanza 1.808.324,66 euros. La obra se encuadra dentro del plan de inversiones al que tiene que hacer frente la concesionaria del ciclo del agua y es una de las más ambiciosas.

El saneamiento existente presenta diversas problemáticas que derivan en vertidos en puntos críticos de la red, lo que, según el anteproyecto una insuficiencia del sistema de funcionamiento debido a la incapacidad de asumir el caudal en determinados momento de los bombeos en cascada que trasladas las aguas hacia la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Areamilla.

El objetivo principal es analizar el funcionamiento de las subcuencas de O Hío, Aldán y Liméns, para proyectar una solución que permita eliminar los repetidos alivios que se producen en la actualidad, sin sobrecargar excesivamente la EDAR de Cangas, que en la actualidad ya trabaja por encima de su caudal de diseño, claro que las reformas en esta estación depuradora comienza próximamente.

Las principales actuaciones que se llevarán a cabo serán minimizar la entrada de aguas de superlativos que deriven estos caudales a sus cauces naturales, así como renovar y mejorar los bombeos e impulsiones existentes, que presentan mermas funcionales importantes.

En la actualidad, las aguas fecales recogidas por la subcuenca de Aldán y las subcuenca de O Hío se recogen mediante una serie de bombeos sucesivos hacia la EDAR de Vilariño, que las bombea hacia la cuenca de Liméns para llegar a la EDAR de Cangas. Las aguas recogidas en Liméns son las que aporta la EDAR de Vilariño más las de la subcuenca de Nerga. Todo este caudal se envía a través de sucesivos bombeos: EBAR de Liméns, EBAR de Duchas, EBAR de Santa Marta hacia el punto de entrada de la EDAR.

Las medidas que se proponen son eliminar en todo lo posible la entrada de aguas pluviales en el sistema de bombeos hacia la EDAR conducir estas aguas hacia sus cauces naturales. La siguiente medida a tomar es la actuación directa de una mejora del sistema de bombeos existentes, con una renovación de la infraestructura que garantice la estanquedad de los pozos de bombeo para evitar infiltraciones de aguas subterráneas en los mismos. Se establece un diseño de una red primaria de recogida de pluviales del núcleo de O Hío, cuyo cauce natural debe ir hacia la Lagoa de Vilariño y en la actualidad se recoge en un sistema unitario. Esta red primaria está formada por la EP-1004 y por las calles Viña y bajada a Rioesterio, con la visión de que en un futuro podrá ampliarse para recoger zonas del núcleo urbano. También se pretende una red separativa de fluviales y fecales en la EP-1004.

En el anteproyecto se menciona, que en el Vilanova se afecta al yacimiento arqueológico de Laxe Prado, en O Hío, para el trazado de los colectores de pluviales y fecales en la EP-1004, se estaría afectando a otero yacimiento arqueológico y etnográfico, el de San Andrés (iglesia parroquia y cruceiro).

Se asegura que el impacto ambiental en la obra no puede considerarse negativa, ya que no conlleva una modificación apreciable y sensible del medio natural en el que se desarrolla, a la vez que su ejecución mejorará, de forma notable, las condiciones de salubridad del entorno.

Mejora de los bombeos de Vilariño, Vilanova y Liméns

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats