Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La construcción se mueve en Moaña

Comienza la construcción de un edificio de 14 viviendas en O Con y un cartel anuncia otro en Ramón Cabanillas

Obras en el solar de O Con, en el frente marítimo de Moaña, en donde se construye un edificio de 14 viviendas.

Obras en el solar de O Con, en el frente marítimo de Moaña, en donde se construye un edificio de 14 viviendas. // FDV

Los brotes verdes de la construcción en Moaña están en O Con y en la travesía Ramón Cabanillas y pronto también en la zona de Sisalde, en donde se ha solicitado licencia para otro edificio y en donde está previsto un desarrollo urbanístico de 60 viviendas y la construcción del centro de salud.

Durante el estado de alarma, entre marzo y mayo, el departamento de Urbanismo del Concello de Moaña sacó adelante dos licencias para sendos edificios de la promotora Davilago, cuyo propietario está vinculado a Moaña, uno de ellos el de O Con, con tres alturas y 14 viviendas; y el de Sisalde, que está aún más verde y en donde se prevé un edificio de bajo, dos alturas y aprovechamiento bajo cubierta, con 30 vi viviendas.

La obra de O Con ya tiene admiradores y ayer varias personas contemplaban el ir y venir de las palas que realizan la excavación del solar. La obra marcha a velocidad y las viviendas, con vistas a la ría de Vigo, ya están a la venta en una inmobiliaria.

En la travesía de Ramón Cabanillas, que pasó de ser la principal de Moaña hace años, a casi quedar desierta por el auge de Concepción Arenal en el frente marítimo, luce un cartel de una promoción urbanística. Está en el solar que hace esquina con Batalla de Callao. Detrás de la promotora Senfirosa está el moañés Enrique Viéitez, que desde 2008, cuando concluyó una obra en Monteporreiro, en Pontevedra, no ha vuelto a construir edificios y ha ido sorteando la crisis del ladrillo con la construcción de viviendas unifamiliares.

Asegura que él llegó al solar para derribar la antigua vivienda que había y se entusiasmó con la idea de poder levantar su propio edificio. Le gusta construir para ver su obra hecha y ya piensa en el nombre que le va a poner al bloque de viviendas, "Santa Clara", en honor a su hija. El edificio proyectado, que ha recibido licencia hace poco más de una semana, consta de bajo, tres alturas y ático, y está diseñado para 11 viviendas. Enrique Viéitez asegura que la intención era haber podido comenzar la excavación en verano, para salvar el invierno, pero la pandemia lo retrasó, y ahora trabaja con la idea de dejar pasar los meses más duros y empezar en marzo. Reconoce que el panorama no es muy alentador, que antes de la pandemia sí apreciaba interés de las personas, pero ahora menos, pero tiene plena confianza que en cuestión de meses, la situación va a cambiar, se va a salir de la pandemia y en año y medio o dos en que estima que acabará la obra, el edificio esté vendido. Por el momento ya tiene apalabrada la venta de dos pisos.

Compartir el artículo

stats