DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bueu controla 25 casos sospechosos y se prepara para un fuerte aumento en días

El personal del centro de salud se reúne todos los días en el exterior para hacer balance y repasar los protocolos de actuación - Las dos próximas semanas se auguran difíciles

El traslado a Pontevedra de un paciente con signos de Covid-19. //GN

El traslado a Pontevedra de un paciente con signos de Covid-19. //GN

El personal médico del centro de salud de Bueu acabó la semana como suele hacerlo estos días: con una reunión en el exterior del edificio, aprovechando el buen tiempo, en la que doctores y residentes analizan la jornada, si han recibido nuevos casos sospechosos y repasan una y otra vez cómo actuar ante el Covid-19. El doctor Carlos Eirea finalizó el encuentro con una especie de mensaje de ánimo a la tropa y al mismo tiempo de advertencia: aprovechar el fin de semana para el merecido descanso y cuidarse porque las dos próximas semanas se auguran difíciles. En estos momentos el centro de salud de Bueu tiene confirmados cinco casos confirmados entre vecinos de la localidad y unos 25 sospechosos, que se están tratando como si ya estuviesen confirmados.

Estos encuentros se celebran en el exterior del centro de salud porque así resulta más sencillo mantener la distancia de seguridad entre todos los presentes. Este tipo de reuniones no han pasado desapercibidas para los vecinos de los alrededores, que en alguna ocasión han salido a sus ventanas a aplaudirles por su trabajo. Ayer, justo antes de empezar, llegó al centro de salud la ambulancia del 061 con un hombre de 55 años que presentaba signos de estar infectado. Fue atendido en las dependencias habilitadas en el Punto de Atención Continuada (PAC) y luego trasladado a Pontevedra. "Además de los cinco casos confirmados, tenemos alrededor de unos 25 que son sospechosos. Son personas que están confinadas en sus viviendas y a las que realizamos controles diarios. Actuamos como si fuesen casos positivos y siguen todas las recomendaciones como si ya tuviesen la enfermedad", explican. De momento la evolución de la mayoría es positiva.

En la reunión de ayer también se repartió entre el personal médico una pantalla protectora para el rostro para minimizar el riesgo de contagio. Es un material donado a los centros de salud tres ingenieros industriales y profesores del CIFP Coia de Vigo: José Luis Prado Cerqueira, Ramón Malvar Álvarez e Iago Luca de Tena.

Compartir el artículo

stats