Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carmen Santos: "Necesitamos la implicación de todos para poder cubrir completamente el recorrido"

La dirigente destaca la gran afluencia de visitantes en esta edición y apuesta por unificar temáticas por calles

Carmen Santos, ayer en Bueu. // Santos Álvarez

Carmen Santos, ayer en Bueu. // Santos Álvarez

Ni la lluvia caída durante la noche empañó en exceso el éxito de una nueva edición del Corpus en Bueu. Carmen Santos valora de manera positiva una jornada en la el público volvió a responder en lo que supone la consolidación de las alfombras buenenses como atractivo turístico.

- ¿Qué valoración hace del Corpus de este año?

- Muy positiva a pesar del tiempo, de la lluvia que cayó en el peor momento para un alfombrista, cuando ya se ha hecho el perfilado y está trabajando en el relleno de las alfombras. Fue un impedimento importante para seguir trabajando. En la calle Francisco Escáneo, por ejemplo, se fueron y tuvieron que retomar los trabajos al día siguiente cuando iban a buen ritmo. La lluvia influyó también en que algunas alfombras fuesen más pequeñas y que otras directamente no se hiciesen. Pero a pesar de todo hubo buenos diseños, algunos de una gran ejecución, y de hecho ha sido el primer año en el que hemos recibido autobuses de visitantes de otros lugares.

- Al final se impuso la tenacidad de los alfombristas. Eran las dos de la tarde y mucha gente estaba aún trabajando.

- Cuando acabé el altar de la Praza Massó me di una vuelta y todo iba con retraso, con alfombras acabándose en Banda do Río. Pero es que los alfombristas siempre han trabajado con mucho tesón. A los niños les encanta estar por la noche, y con la lluvia hubo que irse y retomar el trabajo a la mañana siguiente. Después de tantos años hemos vivido múltiples situaciones, pero no recuerdo uno solo en el que no se hicieran alfombras.

- En los últimos años no ha respetado mucho el tiempo.

- No demasiado.

- La lástima es que había bastantes espacios libres en el recorrido de kilómetro y medio.

- Es que a pesar de nuestros esfuerzos el objetivo de cubrir todo el recorrido al cien por cien nunca lo hemos logrado. Pero es que la Asociación de Alfombras de Bueu no puede hacerlo sola, necesita el respaldo de la gente. Desde el cambio de recorrido no hemos conseguido que los vecinos por donde pasa se impliquen y cojan conciencia de que los necesitamos. Nosotros ponemos todos los medios, pero si no se ejecuta el trabajo es imposible. Y pasa en todos los ámbitos, la gente que tiene las flores debe ofrecerlas... Tiene que haber una conciencia global, de que o estamos todos a una o no se consigue.

- Quizás persiste todavía esa mentalidad de que el alfombrismo era más individualista. Yo hago mi alfombra y no me preocupo del resto.

- Sí, y también pasa en Ponteareas, aunque allí se organizan por calles y luego defienden a muerte sus alfombras. Nosotros tenemos que defender lo nuestro, y ya es un avance importante el que haya gente que elabore una alfombra y no sea delante de su fachada. No fue tarea fácil. Hemos de ir con la idea de que hablamos del Corpus de Bueu y de que la gente vuelva el año que viene. Nosotros hacemos las alfombras para que pase el Santísimo pero también para que la gente pueda disfrutar de este arte.

- Este año la procesión salió de la iglesia y no directamente desde un punto del recorrido. ¿No desluce un poco la fiesta el hacer ese primer tramo de la procesión sin alfombras?

- Los alfombristas hacemos alfombras y eso yo no lo tengo que valorar. Está claro que no tendría sentido confeccionar alfombras sin procesión, sin que el Santísimo pise esas alfombras, porque muchas de ellas son devocionales. Después cada uno expone su arte como quiere. Dicho esto también querría apuntar que ya que las hacemos, que se participe más en la procesión, porque todo esto es un conjunto. Aquí estamos todos para sumar y ser partícipes en todos los actos.

- Quien no ha faltado a su cita ha sido el público. Nuevamente ha habido miles de personas por las calles para disfrutar de las alfombras florales de Bueu.

- Eso siempre es así. Este año ha habido muchísimas visitas, todos los aparcamientos estaban llenos, y eso que se había habilitado uno más, el de As Lagoas. También hubo muchos autobuses, algo que no se había producido antes.

- ¿Cómo valora el hecho de apostar por una temática común, en este caso la música? ¿Cree que le da cierta homogeneidad a la confección de alfombras?

- Creo que está muy bien hacerlo. Lo ideal sería que cada calle tuviese su temática particular, que los vecinos de esas calles se juntasen para decidirlo. Unificaría mucho las cosas Incluso en las calles grandes podría hacerse por tramos. Creo que sería algo positivo.

- Este año también ha habido innovación en cuanto al uso de algunos materiales (piña, coco, cañas...) y originalidad en la ejecución, con algunos tapices incluso hechos en relieve.

- Sí, esto es fruto de los talleres que hacemos y cuyas enseñanzas se ponen en práctica. Ante, por ejemplo, había muchos diseños geométricos y ahora se han ido incorporando otras técnicas y elementos. Uno siempre está pensado en cosas distintas.

Compartir el artículo

stats