27 de marzo de 2020
27.03.2020
Faro de Vigo
CORONABONOS

António Costa, primer ministro de Portugal: "El discurso de Holanda es repugnante"

Bruselas niega falta de solidaridad entre países de la UE en la gestión de la crisis del coronavirus

27.03.2020 | 15:11
António Costa, primer ministro de Portugal

El primer ministro luso, António Costa, calificó de "repugnante" las declaraciones del ministro de Finanzas holandés, Wopke Hoekstra, cuando planteó, tras el Consejo Europeo extraordinario, la posibilidad de que se investigue a España por su gestión de la pandemia. Costa aseguró en declaraciones a la prensa en últimas horas que "ese discurso es repugnante en el marco de la Unión Europea (UE)", y calificó de mezquino e inconsciente el discurso del dirigente holandés.

Visiblemente irritado por el resultado del Consejo, el líder socialista luso también alertó de que "si la UE quiere sobrevivir, es inaceptable que cualquier responsable político, sea del país que fuera, pueda dar una respuesta de tal naturaleza durante una pandemia como la que estamos viviendo".

El primer ministro portugués, António Costa, consideró hoy "manifiestamente insuficiente" la respuesta dada hasta ahora por la Unión Europea a la crisis económica provocada por el coronavirus e insistió en la necesidad de emitir deuda conjunta a través de los llamados "coronabonos".

"Fue el acuerdo posible, pero manifiestamente insuficiente para aquello que es exigible a Europa", dijo en declaraciones a la prensa en Lisboa tras la cumbre de líderes de la UE, celebrada por videoconferencia, en la que no se alcanzó un acuerdo sobre la emisión de deuda mutualizada.

Costa insistió en que es necesario actuar en conjunto contra una situación que alcanza a los 27 de forma "simétrica" y "con una mayor dimensión" que las crisis vividas hasta ahora por el bloque comunitario. En ese sentido, apeló a dejar atrás las divisiones que impidieron consensos para afrontar crisis como la de 2008 o la de las migraciones.

"Si nos mantenemos en las divisiones que ya bloqueaban decisiones a tiempo en 2008 y con las migraciones, Europa sufrirá mucho con este tsunami", lamentó el primer ministro luso, que defendió que es "una oportunidad histórica" de la UE. Por ello, consideró "absolutamente fundamental" realizar una emisión de deuda conjunta de la Unión, para obtener mejores condiciones de financiación a los Estados miembro.

Costa recordó que Portugal y otros ocho países ya habían pedido una "respuesta más osada" para recurrir a todos los mecanismos previstos en el tratado de la UE, principalmente la emisión de deuda, y señaló que hay cuatro países que se oponen a esta solución.

No obstante, matizó que tres de ellos están totalmente en contra y un cuarto "tiene apertura suficiente de espíritu para estar disponible a discutir". "Si no entendemos que ante un desafío común debemos tener capacidad de responder en común, entonces nadie entendió lo que es la UE", sentenció.

La respuesta de la UE
La Comisión Europea ha negado  que los países del bloque no estén mostrando solidaridad entre ellos en la gestión de la crisis del coronavirus y, por contra, ha asegurado que hay ejemplos "muy tangibles" de que sí se están ayudando y "habrá más en el futuro".

Aunque ha reconocido que los Estados miembros tienen "sus propias opiniones" y "a veces son divergentes", el portavoz del Ejecutivo comunitario, Eric Mamer, ha subrayado que lo importante en este momento es dejar espacio al debate entre los socios comunitarios para poder encontrar las mejores soluciones

"Los Estados miembros están mostrando solidaridad. Hay ejemplos muy tangibles y habrá más (...) Lo que necesitamos ahora es permitir el debate y la discusión y asegurar que damos a todas las partes el tiempo para encontrar las propuestas correctas", ha expresado en la rueda de prensa diaria de la Comisión Europea.

Mamer ha señalado que "no es la primera crisis que atraviesa la UE", que ya ha superado "situaciones similares". "En este momento, todos estamos de acuerdo en que la respuesta económica ha sido rápida y efectiva, algo extremadamente útil en este contexto", ha querido destacar.

Coronabonos: dos semanas para una decisión


Bruselas ha reaccionado así después de una cumbre de jefes y Estado de Gobierno marcada por la tensión y en la que España e Italia se llegaron a plantar para exigir un plan económico más ambicioso. La firmeza con la que el primer ministro de Países Bajos, Mark Rutte, rechaza los eurobonos, apoyado por Alemania, Austria o Finlandia, provocó el enfado de las capitales del sur e incluso duras críticas por parte del primer ministro portugués, António Costa.

Los líderes europeos acordaron dar dos semanas a sus ministros de Economía para que presenten propuestas para dar una respuesta fiscal coordinada a las consecuencias económicas del coronavirus. También pidieron a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y al presidente del Consejo europeo, Charles Michel, que diseñaran un "plan de recuperación" posterior a la emergencia sanitaria.

Sobre esta última cuestión, Mamer ha apuntado que es "demasiado pronto" para decir cuándo estará preparado este plan de acción, pero ha subrayado que el Pacto Verde Europeo y la transformación digital serán parte importante del mismo, como "impulsores clave" del futuro crecimiento de la economía y la creación de empleo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook