08 de noviembre de 2008
08.11.2008

Un estudio revela que Obama ha envejecido casi dos años y medio

El estrés y los cambios de horario en la campaña le pasan factura

08.11.2008 | 02:32
Los Obama salen de la Universidad de Chicago, ayer.

Una campaña electoral de casi dos años pasa factura, o al menos eso es lo que afirma el estudio realizado por la web "Realage.com", según el cual en presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, habría envejecido casi dos años y medio durante este tiempo debido al estrés, a los cambios de horario y al tener que dormir prácticamente cada noche en un sitio distinto.
Según este estudio, Obama, que tiene 47 años y tres meses, habría envejecido y su "verdadera edad" sería de 49 años y ocho meses. El cálculo se ha realizado basándose en varios aspectos como la frecuencia de las visitas al médico, cuáles son los signos vitales, la práctica de deporte, lo que se come, lo que hace en el tiempo libre y el estrés que se tiene en la vida cotidiana.
En cuanto a la salud de Obama, afirma la cadena de televisión FOX, que se hace eco de este estudio, existen muchas incógnitas respecto a su salud, aunque sí se sabe que es fumador desde hace años, aunque no de forma ininterrumpida, es afroamericano, es de edad media y, como indicó su médico en un comunicado publicado este año, está en buenas condiciones físicas.
Para hacer su estimación, ´Realage.com´ toma en cuenta el estrés diario y la muerte reciente de un ser querido, la abuela del presidente electo, que falleció un día antes de las elecciones, pero "sorprendentemente", según la FOX, no la campaña electoral para la Presidencia.
Según el doctor Marc Siegel, "realmente no hay ningún modo de determinar la edad biológica". "Las canas en torno a sus sienes, ¿es eso una señal de que está envejeciendo? Puede ser", añade este experto consultado por la cadena estadounidense. "George W. Bush ciertamente parece más viejo y (Bill) Clinton sobrevivía con una dieta de comida basura y necesitó una operación de corazón tras dejar el cargo", subrayó.
Para este experto, no hay duda de que el estrés se cobra su peaje en los políticos. "El estrés es crónico y es acumulativo", subrayó Siegel, quien incidió en que "la combinación de estrés y el tabaco están afectando a Obama". Pero, dijo, "él es delgado, está fuerte y parece que está en buena forma".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine