10 de noviembre de 2019
10.11.2019
MERCEDES BENZ GLC

Comunicativo y versátil

Suma tecnologías vanguardistas perfeccionadas, un diseño contundente y el más moderno infoentretenimiento

10.11.2019 | 00:51

El GLC ofrece a cada cliente lo mejor del mundo Mercedes-Benz: una presencia imponente, un nuevo concepto de manejo, innovadores sistemas de asistencia a la conducción y una gama renovada de motores.

El diseño exterior atrae las miradas con su formato ancho y deportivo. Las superficies con formas musculosas y detalles vistosos como los elementos cromados, que se extienden desde el frontal hasta la zaga y forman parte del equipamiento de serie, acentúan su marcado carácter todoterreno, al igual que los faros de nuevo diseño y la calandra del radiador con contornos acusados. El habitáculo convence por su ambiente de lujo, unido a nuevos conceptos de manejo. Como es habitual, los acabados son de alto nivel, y el sistema de infoentretenimiento utiliza visualizadores multimedia de mayor tamaño, dotados de pantalla táctil. El sistema multimedia de nueva generación MBUX - Mercedes-Benz User Experience impresiona por sus variadas posibilidades de manejo intuitivo, ya sea por contacto con los dedos, mediante gestos de las manos o haciendo uso de un sistema de mando fónico optimizado. Se han ampliado notablemente las funciones de los sistemas de asistencia a la conducción. Por ejemplo, la advertencia al salir del vehículo, la formación de un corredor de rescate durante atascos en autopista y la detención automática al acercarse a una retención.

El habitáculo del GLC se distingue por sus materiales nobles, un acabado preciso y formas fluidas. Las superficies dinámicas se combinan con líneas nítidas y proporciones convincentes. El interior de la Base Line es de color negro. La consola central destaca por su elegante elemento de adorno, disponible en efecto lacado brillante o en los dos nuevos acabados de madera de roble y de nogal de poros abiertos. El acabado del enchapado de madera auténtica de la consola central denota verdadera maestría artesanal.

El GLC incorpora la generación más reciente de motores diésel y gasolina de cuatro cilindros. Un aspecto decisivo del grupo M 264 de Mercedes-Benz con cuatro cilindros y dos litros de cilindrada es el aumento de la potencia, unido a un consumo de combustible notablemente inferior.

La nueva generación de motores es de importancia decisiva de cara a la reducción de CO2 y constituye un avance coherente en lo que respecta a la reducción del consumo. Sus módulos tecnológicos más destacables son el mecanismo de distribución variable Camtronic, que contribuye al calentamiento rápido del sistema de escape sin incrementar el consumo, el turbocompresor de doble entrada y el sistema adicional de 48 voltios con alternador arrancador accionado por correa. La combinación de red de a bordo de 48 voltios y alternador arrancador accionado por correa aumenta la agilidad y el confort y reduce notablemente el consumo de combustible. Esto es posible gracias a las funciones híbridas implementadas con ayuda de esta red, como "recuperación", "boost" y "planeo", sin necesidad de utilizar componentes de alto voltaje. Esta tecnología permite que esta motorización reciba el distintivo medioambietal de la DGT "Ec0".

El motor diésel de cuatro cilindros satisface exigencias legales más severas y cumple valores límite más bajos que sus antecesores. Las metas durante el desarrollo de este propulsor eran reducir el consumo y las emisiones, así como los costes de explotación, y aumentar al mismo tiempo la potencia. Los componentes más importantes del postratamiento de gases de escape se encuentran directamente junto al motor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook