Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La FAO estudia la implantación en Vigo de una agencia oficial centrada en la pesca

Mathiesen, responsable del área en el organismo, admite que la idea surge tras la vinculación de siete años con Conxemar

Árni Mathiesen, segundo por la izquierda, en el expositor de la FAO ayer en Conxemar // Ricardo Grobas

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) planea la implantación permanente en Vigo de una agencia para la pesca. La creación de esta oficina serviría para mantener contacto directo con la industria de cara a las futuras directrices FAO y el subdirector de Pesca y Acuicultura de la organización, Árni Mathiesen, explicó que su creación "es una posibilidad" que "se está estudiando". En declaraciones a FARO el dirigente reconoció que la idea de la agencia nace de la buena colaboración durante los últimos siete años con Conxemar y que hasta ahora se había tratado en privado.

La FAO recoge de esta forma el guante lanzado por el propio presidente de la asociación Conxemar. José Luis Freire, aprovechó la inauguración para lanzar el órdago ante la presencia de Mathiesen, haciendo pública la posibilidad. "Esperamos que así sea", señaló Freire digiéndose al subdirector pesquero del organismo internacional, que durante su turno de palabra prefirió no hacer alusiones a la agencia.

La FAO tiene su sede en Roma, eje desde el que parten todas las iniciativas y políticas. Además de la sede cuenta con oficinas regionales en diferentes áreas del globo que, por lo general, abarcan un continente o un grupo amplio de países. Luego también existen oficinas "sub-regionales" y en el caso de España solo existe una en Madrid, aunque relacionado con la comunicación y no tanto con el trabajo llevado a cabo por el organismo.

Según reconoció Mathiesen "la relación de siete años con Conxemar" juega un papel importante a la hora de que Vigo acoja esa agencia pesquera. Desde 2012 el congreso mundial sectorial de Conxemar adquirió otra dimensión cuando se acordó coorganizarlo junto a FAO. Desde entonces, y junto a la feria, la iniciativa ayuda a que la ciudad se convierta más que nunca en la capital mundial de la pesca.

De hecho, el organismo ya ha confiado en la ciudad para eventos paralelos importantes. Ejemplo de ello es la elección de Vigo para celebrar en 2015 el veinte aniversario de su Código de Conducta para la Pesca Responsable, lo que amplió un día el congreso, al que acudieron más de medio millar de profesionales, ministros y delegaciones oficiales de todo el mundo . Junto a ello también están los conocidos como Vigo Dialogue (Diálogos de Vigo), reuniones que se llevan a cabo durante la propia feria y que ayudan a la FAO a preparar sus trabajos.

Mayor vinculación

Pero la vinculación de FAO con la ciudad no se concentra solo en los actos con Conxemar. Hasta la fecha ya han llevado a cabo dos cursos para formar a inspectores en materia pesquera y sin ir más lejos el pasado junio escogió Vigo como sede de la primera reunión para la creación de la guía de buenas prácticas de Blue Ports, para lo que contó con la Autoridad Portuaria. Para ello se creó la primera Jornada de Puertos de Pesca Azul, en la que participaron más de 20 expertos de todo el mundo.

En aquella ocasión el encargado de dirigir el encuentro fue el vigués -otro nexo entre FAO y la ciudad- José Estors, que desde el 2011 trabaja desde Roma como oficial en el Departamento de Pesca y Acuicultura de la FAO. En una entrevista concedida a este medio ya explicaba la querencia del propio Árni Mathiesen por la ciudad y su industria, a la que ve como un ejemplo.

De forma paralela la ciudad también podría acoger un nuevo foro de las partes implicadas en materia pesquera. El encuentro daría continuidad y ampliaría la cita de Blue Ports de este año y se centraría en discutir los problemas comunes del sector y buscar soluciones, en el que la industria tendría un rol muy importante.

Compartir el artículo

stats