Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los gimnasios desenchufan la sauna

Centros deportivos limitan servicios ante las “estratosféricas” facturas eléctricas

Spa inoperativo para ahorrar luz en un gimnasio de Vigo. Ricardo Grobas

Los récords marcados por los precios de la luz y del gas en las últimas semanas está afectando a absolutamente todos los ámbitos sociales y económicos, y tanto a grandes como a pequeñas y medianas empresas. Desde locales de hostelería hasta asesorías o comercios, el recibo eléctrico se ha encarecido hasta precios desorbitados. Y también en los gimnasios, que están pagando cantidades “estratosféricas” en concepto de luz. Algunos centros deportivos de Vigo apuntan a que la factura se ha triplicado respecto a hace unos meses, circunstancia que les está obligando a tomar medidas. Especialmente aquellos que ofrecen servicios como piscina, sauna, spa o baño turco, que suponen un elevadísimo gasto eléctrico.

“En nuestro caso, por ejemplo, el baño turco y la sauna ya nunca están operativos al mismo tiempo, porque no nos lo podemos permitir. Y el spa está inoperativo, a la espera de buscar una solución viable para reabrirlo que nos suponga el menor gasto posible”, explica Minia Padín, del gimnasio Trabazos Sport, ubicado en la calle Romil.

Este centro deportivo ha ido más allá, y también ha reducido sus horarios de apertura. Antes estaban abiertos en horario continuado desde la mañana hasta la noche, mientras que ahora cierran entre las 15.30 y las 17.00. “Las decisiones las estamos tomando en función de la afluencia que tenemos de gente, no por las franjas de los precios de la luz”, explica Minia Padín.

Otro gimnasio de la ciudad, en este caso A-sport, ubicado en la calle Brasil, también ha tomado medidas para hacer frente a las elevadas tarifas eléctricas actuales. En este caso, lo que han hecho es prolongar una de las que ya tenían activas a causa de la pandemia: el cierre de la sauna. Por tanto, el motivo aquí es doble: al tener un aforo pequeño y porque este servicio se lleva “más de un tercio de la factura de la luz”, prefieren mantenerlo clausurado por el momento para intentar contener el gasto en el recibo.

Compartir el artículo

stats