Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vigo sucumbe al encanto de Ara Malikian

El violinista, durante el concierto de este miércoles Ricardo Grobas

Más de dos años tuvieron que pasar desde la inoportuna caída que Ara Malikian sufrió en las escaleras de un avión y que le impidió celebrar el concierto programado en Castrelos en agosto de 2019. El talento del violinista libanés volvía ayer a Vigo con dos pases que dejaron sin palabras al público que pudo disfrutar de sus composiciones auténticas y originales. El artista mencionó varias veces el miedo que sintió cuando –fruto de esa percance– se lesionó el hombro y que le hizo preguntarse a qué se dedicaría sino pudiese volver a tocar. No es problema para Ara Malikian y su violín, ofrecer conciertos en grandes estadios o en un rincón de un pequeño teatro, ya que, la “emoción y sensaciones que se transmiten son las mismas ante un gran público o a dos personas”, aunque reconoce que los pequeños espacios “son los que por sus dimensiones crean un ambiente más acogedor con encanto y nostalgia. Una atmósfera diferente que se traslada también a la música eterna conductora de sentimientos y sensaciones al público”.

El intérprete y compositor sigue con la senda de actuaciones que, afortunadamente, la pandemia no ha frenado. Un proyecto detrás de otro. Este último disco que ahora presenta viene después de la estupenda acogida que ha tenido la cinta sobre su vida, Ara Malikian: Una vida entre las cuerdas, ganadora del Goya al mejor documental en 2019, que cuenta la vida del violinista contemporáneo que más ha contribuido en difundir la música clásica entre el gran público. En él puede verse plasmada la trayectoria de un superviviente, cuya biografía es tan interesante como la forma en la que la directora, su pareja en la vida real, tiene de contarla.

El maestro de las cuerdas presentó ayer ante el público vigués su último disco “Petit Garage” y, con esta nueva gira, hace un recorrido sonoro por un mundo en pandemia, con las reflexiones que le han llevado a componer este álbum, con su violín y el piano como único acompañamiento. Una batería de conciertos que lo llevan hoy a A Coruña, donde ofrecerá el último concierto en Galicia.

Compartir el artículo

stats