Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El túnel de Lepanto acelera para estar listo ya a finales de año o principios del próximo

Caballero, en el centro, con Silva, Regades y tenientes de alcalde en el interior del túnel. | // PABLO HERNÁNDEZ

Avanza la transformación que experimenta la ciudad en el entorno del complejo Vialia. El alcalde, Abel Caballero, aseguró que el túnel de Lepanto, que servirá de acceso a la AP-9 y al centro comercial, estará finalizado “a finales de este año o principios del que viene”. “Es una fecha aproximada. Es una obra compleja; además, apareció roca: se ven trozos grandes que hubo que romper”, anotó. Se trata de una de las grandes infraestructuras que configuran el Vigo del mañana: permitirá la peatonalización de buena parte de la Praza da Estación y la recuperación del acceso rodado desde esa zona a la autopista, que se perdió con la demolición del viaducto de Alfonso XIII, el último vestigio del scalextric.

El regidor indicó el plazo aproximado de finalización de la obra en la rueda de prensa diaria minutos después de quitarse el chaleco de obra y el casco tras acudir al entorno de Vialia a supervisar los trabajos. Lo hizo acompañado de la presidenta de la Diputación, Carmela Silva; el delegado del Consorcio de la Zona Franca, David Regades; y los tenientes de alcalde vigueses: Javier Pardo, Elena Espinosa y María José Caride. Caballero concretó que ya está lista “la mitad” del túnel que conectará la céntrica calle Lepanto con la autopista y que las tareas de perforación se ejecutan de forma simultánea desde las dos bocas del corredor.

“Estamos ante una de las grandes obras históricas en la ciudad de Vigo. Es un túnel ancho, de muchísima altura. Está avanzadísimo, impresiona”, apuntó Caballero sobre una vía de conexión bajo tierra entre la urbe y la carretera de alta capacidad que fue licitada y está siendo construida por el Concello olívico en cumplimiento del convenio firmado por el gobierno local, la Xunta y el Gobierno central para dar servicio al complejo Vialia. De consumarse el plazo indicado por Abel Caballero, se cumpliría con creces la previsión efectuada por Isabel Pardo de Vera –actual secretaria de Estado de Infraestructuras– en una visita a la zona el pasado mes de marzo como presidenta del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif): primavera de 2022.

El Concello contrató las obras por valor de 11,8 millones de euros. En esta cantidad, se incluyen el derribo del viaducto de Alfonso XIII en la calle Lepanto, la ejecución del túnel y las conexiones desde la autopista a Vialia y a la terminal de autobuses.

Servirá de acceso al centro comercial y a la autopista y dará fluidez al tráfico

decoration

Como recordó Caballero en rueda de prensa, el conjunto de las actuaciones que se realizan en el entorno de Vialia –finalizadas o en ejecución– suma 141 millones de euros: el complejo Vialia, la Praza da Estación, la fachada de la antigua estación, los accesos, las humanizaciones en marcha o los ascensores desde la Praza da Estación y el Halo, desde la zona de García Barbón hasta la plaza pública de Vialia, a la altura de Vía Norte.

El alcalde avanzó que, “en breve”, estará concluido el estudio de alternativas de la salida sur ferroviaria. El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana adjudicó el contrato para su redacción a la empresa Prointec, S.A. por un importe de 301.904,68 euros y un plazo de ejecución de 12 meses. El anuncio se publicó en la Plataforma de Contratación del Sector Público el pasado 27 de agosto. Tal y como se indicó en el momento de su licitación, el principal objetivo perseguido por el estudio de alternativas es analizar diferentes opciones que mejoren la ordenación de los servicios ferroviarios y solucionen su falta de continuidad en el entorno de Vigo, teniendo presente el tráfico de mercancías existente y previsible en el entorno. En términos de mayor eficiencia en la prestación de los servicios, también pretende la unificación de las estaciones actualmente operativas en Vigo en la estación de Urzáiz.

En lo relativo a la conexión directa entre la ciudad olívica y Ourense, Caballero destacó que ya se sabe que los estudios hidrogeológicos, que están a punto de finalizarse, dan luz verde, por ahora, al Vigo-Madrid por Cerdedo. “Vemos que el conjunto de la operación ferroviaria en Vigo va hacia adelante”, apuntó el mandatario local.

Un espacio para el disfrute de los ciudadanos

El corazón de Vialia y su entorno bombeará sangre para mejorar la fluidez del tráfico en el entorno, facilitar la movilidad de los viajeros gracias a la intermodalidad de las estaciones de tren y autobuses, y reforzar la oferta comercial del centro de la ciudad, pero también permitirá a los ciudadanos ganar un gran espacio al aire libre. Y es que, en la huella dactilar del complejo, está marcada a fuego la necesidad de mejorar la calidad de vida de los vecinos y visitantes que se acerquen. Según avanzó a FARO el director del Centro Comercial Vialia Estación de Vigo, Juan Louro, en una entrevista publicada esta semana, la plaza pública que coronará este nuevo equipamiento albergará actividades variadas a lo largo de todo el año. Los curiosos podrán comprobar cómo ha quedado y gozar de las vistas a la ría a partir del próximo 30 de septiembre, fecha en la que se prevé inaugurar el centro comercial, llamado a ser referente, al menos, en Galicia.

El faro corona la plaza central de la zona de restauración y permite contemplar la ría. | // PABLO HERNÁNDEZ

El faro que “alumbrará” Vialia, un guiño a Vigo

Un elemento “atractivo, moderno, único, dinámico y singular que sirve de referencia para actividades de ocio asociadas a las familias”. Así definen los responsables del Centro Comercial Vialia Estación de Vigo el faro que corona la plaza central de la zona de Food Court –un espacio con variedad de ofertas de restauración y mesas comunes para consumir–. Una vez se inaugure el complejo –el 30 de septiembre–, este componente clave del sector marítimo, que le hace un guiño a la ciudad olívica, será parte esencial de su ADN. El faro cuenta con una estructura de acero inoxidable y una altura de 12,25 metros. Fue diseñado de tal manera que permite la visibilidad desde y hacia su interior: se emplean como paredes exteriores de protección paneles de malla cuadrada y chapa perforada con un porcentaje de transparencia superior al 60%, lo que permite a los usuarios contemplar las vistas de la ría durante la escalada. También presume de un sistema de luces LED que se carga a través de un panel solar conectado a una batería con sensor que hace que produzca un halo de luz nocturna intermitente. El juego se distribuye en ocho niveles en altura, a los que se accede a través de distintos elementos de trepa y escalada con formas y dimensiones variadas –como boyas o peces, vinculados con la temática marina y, por ende, relacionados con la ciudad–. La joya del faro es el gran tobogán helicoidal, de acero y 10,50 metros de altura. La zona exterior perimetral a la atracción se cubrirá de un “pavimento de seguridad de caucho continuo en colores atractivos y con el grosor adaptado a las alturas de caída”.

Compartir el artículo

stats