Centros de salud vigueses colapsan: pacientes con cita no reciben la llamada hasta el día siguiente

Pacientes haciendo cola en el servicio de administración del centro de salud de la Doblada.

Pacientes haciendo cola en el servicio de administración del centro de salud de la Doblada. / Carlos Ponce

Hace unas semanas, el Conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, reconocía que la situación de la Atención Primaria en Galicia era “preocupante” debido a la carencia de médicos y de personal de enfermería. Y en el área de Vigo esa situación ha derivado en un auténtico colapso este verano precisamente porque en muchos ambulatorios no se está sustituyendo al personal que está de vacaciones estivales. El día a día, tal y como relatan los propios profesionales, “es dramático”. Y es que hay médicos que tienen que atender, entre consultas telefónicas y presenciales, a más de sesenta pacientes diarios (la recomendación son unos treinta). Esto está provocando múltiples consecuencias. Una de ellas, que ha sucedido ya en varios centros de salud del área sanitaria de Vigo, como la Doblada u Oia, es que hay pacientes que están recibiendo la llamada de su médicos de cabecera al día siguiente de cuando tenían la cita, precisamente por la sobrecarga a la que están sometidos los facultativos, a los que no da tiempo a llamar a todos los enfermos que tienen agendados durante su jornada laboral.

Es decir, después de esperar dos semanas o más para conseguir la cita telefónica, llega el día y el usuario tampoco recibe la llamada de su médico porque este está completamente desbordado. ”No les da tiempo a atender a todos los pacientes antes de que cierre el centro de salud”, denuncia Pilar Rodríguez , delegada de personal de la CIG. En el centro de salud de Coia, por ejemplo, hay algún médico de cabecera que recientemente se ha quedado en la consulta hasta las once de la noche (el ambulatorio cierra a las 22.00), llamando a pacientes que tenía agendados para ese día.

Hay que recordar que hay un buen número de centros de salud del área sanitaria de Vigo que está con solo el 50% del personal médico disponible por el hecho de que no se están cubriendo los permisos por vacaciones o las bajas laborales. Esto está provocando que en algunos municipios solo se estén atendiendo las urgencias en los respectivos PAC y no se puedan coger cita para los médicos de cabecera.

Toda esta situación está generando un caldo de cultivo en los centros de salud de una tensión extrema, con episodios de violencia verbal constante por parte de los pacientes a los profesionales de Atención Primaria. Algún ambulatorio como el de Coia ha llegado a enviar partes diarios a la dirección del Sergas en Vigo por las agresiones que sufren los sanitarios, especialmente el personal de administración.

Y es que son los propios trabajadores de los centros de salud los que están pagando los platos rotos por la situación que se está viviendo, con las eternas esperas para conseguir cita o los retrasos en las consultas. Precisamente, hay profesionales de la Atención Primaria viguesa que están de baja por ansiedad o estrés debido a la sobrecarga de trabajo y la tensión a la que llevan sometidos los últimos meses, y hay varios que han afirmado a FARO que incluso están barajando la posibilidad de renunciar a su plaza en la sanidad pública gallega y buscar un futuro profesional en otros ámbitos.

Las UCI de la ciudad suman tres nuevos enfermos con coronavirus

El área sanitaria de Vigo encadena tres jornadas consecutivas con una reducción de la presión hospitalaria, gracias fundamentalmente a las altas de pacientes ingresados en planta. Pero el último balance presentado ayer por la mañana por la Consellería de Sanidade reflejaba un repunte con tres nuevos enfermos hospitalizados en las unidades de críticos de los centros sanitarios de la ciudad. Así, las personas con COVID que están en las UCI son ya trece. Respecto al total de personas que tienen el virus en Vigo y su entorno, sigue a la baja, descendiendo concretamente a 2.073.

Suscríbete para seguir leyendo