Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Así fue la fórmula de las autoridades para “borrar” los botellones el fin de semana

Caballero, Espinosa y Rivas, ayer, con representantes del sector hostelero y del ocio nocturno de Vigo

Las administraciones han dado con la fórmula capaz de borrar del mapa los botellones masivos. En palabras del alcalde, Abel Caballero, este logro se sostiene en dos patas: la prohibición de acceso a los puntos habituales de reuniones nocturnas de jóvenes –como la Praza de Portugal, precintada por el Concello, o la Praza da Estrela, cerrada por la Autoridad Portuaria– y las actuaciones tanto de la Policía Local como de la Nacional. La salsa de la ecuación: el “esfuerzo”.

“En general, los jóvenes se comportaron bien”, resumió el mandatario local antes de anotar que sí hubo “algunos grupos pequeños” de personas bebiendo en la calle: “Se disolvieron rápidamente al llegar los agentes, que realizaron una vigilancia intensa en diferentes zonas de la ciudad para asegurarse de que la situación estaba bien”.

Para poner fin a las concentraciones ilegales de jóvenes el fin de semana pasado, el Concello precintó desde las 21.00 hasta las 7.00 horas la Praza de Portugal, la zona alta de la calle Joaquín Loriga y la Praza de Fernando Conde Montero Ríos, que se encuentra detrás del Cine-Teatro Fraga. También solicitó a los hosteleros que colaboraran con la entidad municipal informando “lo máximo posible” y puso en marcha un dispositivo policial para supervisar el cumplimiento de las normas anti-COVID en la urbe, que está en riesgo alto. “Estamos teniendo un crecimiento exponencial de contagios. A siete días, Vigo está en 167 casos por cada 100.000 habitantes. Si no cambiamos la tendencia, la cifra seguirá subiendo de forma constante. Tenemos que ser capaces de frenar esta escalada tan fuerte”, indicó el alcalde.

"Nunca discuto las decisiones de la autoridad sanitaria, esté de acuerdo o no, pero conviene saber dónde está la causa del problema"

Abel Caballero - Alcalde de Vigo

decoration

La Autoridad Portuaria también se sumó al operativo antibotellón. Y es que tanto As Avenidas como la Praza da Estrela, zonas que son de titularidad de la entidad presidida por Jesús Vázquez Almuiña, son escenarios habituales de botellones. Ambos lugares fueron precintados sobre la medianoche para impedir la organización de reuniones de jóvenes con el alcohol y el incumplimiento de las medidas anti-COVID-19 como denominadores comunes. Se reabrieron al paso de los ciudadanos a las 6.00 horas. Zona Franca siguió la misma línea que el Puerto y el Concello: prohibió el acceso a la zona de la estación marítima de ría, otro de los puntos conflictivos más destacados.

Zona Franca no permitió el acceso a la estación marítima de ría

Ante la posibilidad de que el gobierno gallego endurezca las restricciones a la hostelería –reducción de aforos, por ejemplo–, Caballero destacó que hay que prestar “mucha atención” a lo que se hace: “Nunca discuto las decisiones de la autoridad sanitaria, esté de acuerdo o no, pero conviene saber dónde está la causa del problema. Nuestra visión es que, en lo general, el sector está teniendo un buen comportamiento, salvo algunas excepciones muy contadas. Los contagios se dan en otros lugares”.

Aplauso mutuo entre el gobierno local y el sector

Cruce de felicitaciones entre la hostelería y el ocio nocturno y el Concello de Vigo por la gestión “coordinada” en el control de los botellones del fin de semana pasado, que tuvo un resultado “muy bueno”. El alcalde, Abel Caballero, subrayó el “buen comportamiento” de una gran parte de los establecimientos. La excepción: “dos o tres” negocios, según concretó el regidor. “Ya sabemos cuáles son. Empezaremos a tomar las decisiones más drásticas que nos permita la ley. En cientos y cientos de locales, el funcionamiento fue magnífico y se disfrutó del ocio de forma controlada”, apuntó en rueda de prensa tras reunirse con profesionales del gremio de diferentes partes de la ciudad –Churruca, Casco Vello o Zona Náutico– y representantes.

Caballero avanzó que, el próximo jueves, se volverá a citar con el sector para abordar las líneas de actuación del fin de semana. “Concello y hostelería seguiremos juntos para hacerle frente a la pandemia”, apuntó.

Compartir el artículo

stats