Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CORONAVIRUS EN VIGO

Los contagios se desbocan en los colegios del área viguesa desde Semana Santa

El colegio Bouza Brey, el más afectado de Galicia.

El colegio Bouza Brey, el más afectado de Galicia. Ricardo Grobas

La Semana Santa estaba marcada a fuego por las autoridades sanitarias como el período que podría marcar el inicio de la cuarta ola del COVID. Pese a que sus efectos, según apuntan los expertos, se han ido suavizando, lo cierto es que ha sido un auténtico punto de inflexión para los colegios y escuelas infantiles del área de Vigo. Antes de esas vacaciones, el Sergas notificaba en los centros educativos de la ciudad y su entorno únicamente 99 positivos, con dos aulas cerradas.

Con la vuelta a las clases, los casos fueron aumentando progresivamente hasta llegar a los 196 actuales. La cifra es todavía más preocupante si se tiene en cuenta que representa el 33% de los positivos en colegios de toda Galicia. Es decir, uno de cada tres contagios en centros educativos de la comunidad se dan en el área viguesa. Y más de la mitad de las aulas que permanecen cerradas en Galicia por el COVID pertenecen a la ciudad y su entorno. Concretamente hay 16 clases clausuradas, cuyos alumnos no pueden asistir al centro y que en su mayoría están siguiendo una formación online.

Desde las escuelas infantiles, colegios e institutos se apunta que las medidas de prevención en el interior de las instalaciones son extremas, pero que no pueden controlar lo que sucede cuando los estudiantes se van a sus casas. Y eso es lo que precisamente pudo pasar en Semana Santa y lo que influyó en el considerablemente aumento de los contagios en los centros educativos.

En Vigo además se sitúa el colegio con más positivos de toda Galicia. Y con gran diferencia respecto al resto. Se trata del CPR Bouza Brey. El Sergas notifica en este centro 22 contagios y cuatro aulas cerradas. La directora, Flori Martínez, asegura no obstante que esa cifra es menor porque hay algunos alumnos que han dado ya negativo en la PCR, lo que les ha permitido reabrir dos aulas. Pero lo cierto es que el nivel de incidencia en el Bouza Brey hizo saltar todas las alarmas conforme se fueron confirmando los contagios. La primera persona que dio positivo fue un profesor de inglés, que presumiblemente se contagió fuera del centro. Posteriormente comenzaron a dar positivo varios niños de cuatro años a los que ese docente imparte clase en quinto de infantil, y también se contagió la tutora de este curso.

“El foco fue en Educación Infantil, pero el problema es que esos alumnos también tienen hermanos en Primaria, lo que provocó que el virus se extendiese”, asegura la directora. El equipo COVID del centro también sospecha que otro grupo de estudiantes que dieron positivo se contagiaron en el autobús que los lleva al colegio. “Es cierto que cuando saltaron todos los positivos lo pasamos bastante mal, pero poco a poco ya están empezando a dar negativo en las PCR y estamos reabriendo progresivamente las aulas que tuvieron que clausurar. Ahora mismo las únicas que siguen cerradas son la de niños de cinco años y la de tres. El resto del centro está funcionando con normalidad”, explica Flori Martínez.

Aunque la situación se controló, lo cierto es que entre algunos padres se generó cierta alarma. Precisamente porque no acudieron al centro a informarse de lo que estaba sucediendo, sino que lo hicieron mediante los famosos grupos de WhatsApp en los que se difundieron datos erróneos y provocaron confusión entre los padres.

Respecto a la situación general del área sanitaria de Vigo, la tendencia sigue siendo preocupante y continúa siendo el foco principal de vigilancia del comité clínico de expertos de la Xunta de Galicia. Los casos activos ya son más de novecientos, la cifra más alta de los últimos dos meses, y la propia ciudad olívica es la urbe gallega que tiene una mayor incidencia de nuevos casos por cien mil habitantes a catorce días.

Vacunación

El proceso de vacunación masiva en el Ifevi, por su parte, se prolonga hasta el próximo domingo 2 de mayo. En total esta semana se están citando a 32.605 personas para administrarle la vacuna, que pertenecen fundamentalmente a los colectivos de entre 60-65 y 70-79 años. Además, el fin de semana se iniciará precisamente el proceso de administración de la segunda dosis a 15.100 personas de entre 70 y 79.

Compartir el artículo

stats