Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El asociacionismo vecinal vuelve a latir

Las AA VV retoman sus actividades con grupos reducidos y actividades en el exterior E“Si lo dejamos pasar, este movimiento cultural desaparecerá”, aprecia un presidente

La A.A.V.V. de Valadares organizó una 'andaina' por el monte

La A.A.V.V. de Valadares organizó una 'andaina' por el monte Marta G. Brea

La industria, el sector naval o el metal son el motor de la ciudad; quizás su órgano más importante, pero uno de sus pulmones, por el que insufla vida día a día es el movimiento vecinal. Desde el Casco Vello hasta Navia, pasando por Cabral, Matamá, Bembrive, Teis o Beade para terminar por Coruxo o Saiáns, no hay barrio o parroquia que no se sume a este asociacionismo, organizando en sus instalaciones actividades, principalmente culturales, pero también formativas, deportivas o lúdicas.

Una de las clases de baile, con distancia física y mascarilla Marta G. Brea

Vuelta a los cursos

Como no podía ser de otra manera, el COVID obligó a estas AA VV a suspender sus programas y cursos durante meses, provocando un frenazo en seco para todas estas entidades, y también para sus trabajadores y monitores. La mejora del escenario sanitario permite ahora retomar estas actividades, pero con restricciones: grupos más reducidos, horarios más flexibles y clara preferencia por el exterior. “Organizamos una andaina cultura primero y ahora otra por los montes de nuestra parroquia, nos decantamos por actividades al aire libre; el centro cultural y vecinal es un punto de encuentro para todos pero hay que tomarlo con cautela. Hay muchas actividades que todavía no iniciamos por seguridad”, cuenta Ana Pérez, presidenta de la Asociación Vecinal y Cultural de Valadares.

Situación similar aprecian desde la AA VV de Teis. Su portavoz Anxo Igleisas destaca que buena parte de las actividades están “paralizadas”, si bien trabajan por retomar “excursiones o rutas al aire libre”. “Somos casi 600 socios que demandan este asociacionismo, participar de la asociación, pero tiene que primar la seguridad”, aprecia Iglesias.

Lucha por la cultura

Este matiz es el que ha llevado a la Sociedad Cultural Deportiva Recreativa “Helios” de Bembrive a no paralizar, momentáneamente, los ensayos de su coral. “No estamos ensayando porque la mayoría de sus integrantes son personas mayores, y hasta que no estén todos vacunados preferimos esperar. En cuanto al resto de actividades como gaita, baile o acordeón, pues retomamos con grupos limitados, de cuatro personas, no es mucho pero nuestra labor es luchar por la cultura, si lo dejamos pasar, este asociacionismo desaparecerá”, razona su presidente, Carlos Riveiro.

Espacios limitados

Desde la Federación de Vecinos “Eduardo Chao” –FAVEC–, su presidenta María Pérez, destaca cómo los espacios están marcando la realidad para muchas de estas entidades. “Primero, al ser los grupos tan reducidos, cuatro personas y un monitor, para muchas asociaciones es inasumible; y luego que muchas tampoco tienen el espacio para poder mantener esta distancia de seguridad. Nosotros estamos empezando, poco a poco, a visitar a cada una de ellas para informarles sobre la afectación del PXOM a sus parroquias, retomar esta labor formativo, lo más cercano a la normalidad”, cuenta Pérez.

Una de las entidades que ya se puso manos a la obra para crear vecindad es el Centro Cultural e Recreativo de Cabral, que ayer organizó un festival de primavera, con los grupos de pandereteras Xoltra de la Asociación de Veciños Feira de Cabral y el grupo de cuerdas clásicas y el grupo de panderetas A volta do demo del Centro Cultural de Beade. La normativa, la de siempre: límite de aforo, mascarilla, uso de gel hidroalcohólico e imposibilidad de mover los asientos.

Subvenciones

Este balón de oxígeno vecinal no solo se nota en el aumento de actividades programadas, sino también en la necesidad de contar con más personal. Así, esta semana ha salido la convocatoria de subvenciones para el fomento del empleo en entidades sin ánimo de lucro, del Concello de Vigo. El colectivo Novo Vigo de Navia demanda un auxiliar administrativo, el C.C. de Beade un monitor de tiempo libre, etc.

Compartir el artículo

stats