Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una variante de origen nigeriano también llega al área

Recién vacunados, esperan el tiempo de observación de reacciones, en el Ifevi. |   // PABLO HERNÁNDEZ

Recién vacunados, esperan el tiempo de observación de reacciones, en el Ifevi. | // PABLO HERNÁNDEZ

La variante británica del COVID-19 es la predominante en el área de forma mayoritaria. Por encima del 90%. “Pero empieza a tener competencia”, destaca el jefe de Microbiología del Complejo Hospitalario Universitario de Vigo (Chuvi), Benito Regueiro. Tras secuenciar el primer caso español de la sudafricana en enero, la semana pasada lo hizo con el primero que se detecta de la brasileña en Galicia –décimo tercero a nivel nacional–. Ayer ya tenían dos más y una posible cuarta. Además, ha aparecido una nueva: la B1.525.

Esta última es una de las variantes que preocupan a nivel internacional. Su origen está relacionado con Nigeria, pero se adaptó y ya ha llegado a varios países europeos -Dinamarca, Reino Unido, Países Bajos, Noruega-, así como Estados Unidos y Canadá. El doctor Regueiro señala que “es un poquito más preocupante” que la brasileña. La han detectado en una persona de Cangas y ya están rastreando su entorno para buscar más casos. Es el décimo séptimo que se notifica en España.

Cuando un virus se replica dentro de un organismo para infectarlo, puede introducir errores o cambios en sus copias. Fortuitos o para adaptarse. Son las mutaciones y, si se consolidan, se habla de variante. La B1.525 tiene varias mutaciones que, según el Ministerio de Sanidad, son “compatibles con la reducción de la capacidad de neutralización”. Es decir, se cree que pueden burlar mejor al sistema inmune del infectado.

Una de ellas es la E484K, que también está presente en las comúnmente conocidas como sudafricana –B.1.351– y la brasileña –P.1–. “Es interesante cómo, en un momento en el que domina la británica, están apareciendo estas otras que tienen esta mutación especial que hace que se puedan enfrentar mejor a la vacuna”, explica el doctor Regueiro. Y esta nueva variante aislada, la B1.525 “tiene otra mutación más que todavía le da más capacidad de respuesta frente al sistema de defensa”. “Probablemente, es una buena variante para empezar a combatir la vacuna, indica, aunque señala que el panorama, “de momento, no es muy preocupante”.

Los laboratorios de Microbiología del Chuvi, en la mañana de ayer, también detectaron otros dos casos de la variante brasileña, en secuenciación. “Y quizás haya otra más”, apunta el catedrático. Está en estudio. Son casos locales, de vigueses. Ahora hay que iniciar una investigar su origen, las circunstancias e implicaciones. En un principio, no estaría relacionado con el primer caso detectado, la semana pasada, en el que el contagiado era un marinero peruano.

Microbiología del Chuvi secuencia muestras a petición de Medicina Preventiva, cuando hay una sospecha –como este último– o dentro del estudio de casos aleatorios que el Sergas remite al Ministerio de Sanidad. Los casos locales de Vigo y Cangas se descubrieron de esta última forma.

“Este es un sistema en el que las propias variantes generan las siguientes variantes, van aprendiendo de forma más fina cómo contagiar mejor y cómo librarse del sistema defensivo”, señala el microbiólogo. “En algún momento, nos puede causar preocupaciones serias y, por eso, es tan importante tener cuánta más gente vacunada, mejor”, añade. Ante esta dinámica, también ve fundamental mantener la vigilancia sobre todas ellas para ver los cambios. Ahora se secuencia en Vigo, Coruña y Santiago. “Es importante que se generalice, cuanta más gente mejor”, opina.

Pero el doctor Regueiro también le ve el lado bueno a la aparición de variantes nuevas de este coronavirus: “Quiere decir que nosotros vamos bien, que le vamos haciendo daño y, entonces, él también mueve ficha, claro”.

Vigo, la ciudad gallega con mayor incidencia

Con 71 nuevos diagnósticos, el mayor pico desde el 25 de febrero, la curva sigue subiendo en el área sanitaria de Vigo. Su incidencia a 14 días es la mayor en un mes: 101 nuevos casos por cien mil habitantes.

Peor está la ciudad. Alcanza los 122, subiendo 11 puntos en solo una jornada. Es la peor situación de todas las urbes gallegas, tras empeorar ayer los registros de A Coruña. Se acerca al umbral de los 150, en el que Sanidade aplicaría nuevas restricciones.

El titular de la Consellería, Julio García Comesaña, admitió preocupación por esta evolución y avanzó más cribados poblacionales y la búsqueda activa de los asistentes el 27 de marzo en un local de Samil. El Sergas confirma ya entre ellos 22 positivos , pero fuentes cercanas al rastreo indican que hay 28 casos vinculados.

En el puesto de cribado de Peinador se ha localizado un positivo entre las 174 pruebas realizadas en la primera semana.

“Vamos en la dirección fatal”, valoró ayer el alcalde, Abel Caballero, que el martes recibió la llamada del conselleiro que le comunicó que, si esta evolución se mantiene, la semana que viene se tomarán decisiones. Entiende que el empeoramiento es “una barbaridad”.

Lo que está bien es la presión hospitalaria, con solo 39 ingresos, la cifra más baja más de cinco meses.

Por otra parte, uno de cada cuatro citados –un 73,5% de 4.431–a la primera jornada de vacunación masiva en el Ifevi no acudieron. Ayer estaban llamados más de siete mil personas de entre 60 y 65 años, también para ser pinchados con AstraZeneca. Hoy empieza la inmunización de la franja de edad entre 75 y 79 años. Durará hasta el domingo y será con Pfizer.

Compartir el artículo

stats