Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vigo abre (a casi todos los gallegos) sus fronteras

El buen tiempo y el levantamiento del cierre en fin de semana animará los desplazamientos

El paseo del Samil registró un buen ambiente en la tarde de ayer tras el cierre de la hostelería a las 18.00 horas. |   // R. GROBAS

El paseo del Samil registró un buen ambiente en la tarde de ayer tras el cierre de la hostelería a las 18.00 horas. | // R. GROBAS

Oficialmente, desde el pasado 7 de noviembre, la ciudad de Vigo ha estado cercada por cierres perimetrales más o menos estrictos. Primero, la movilidad se limitaba a los concellos que conformaban la almendra urbana del área vigués –por ejemplo, solo se permitía la circulación entre Redondela, Mos, Porriño, Nigrán y Gondomar–, para pasar luego a un cierre total que, sin contar la excepcionalidad de la fiestas navideñas –la movilidad solo estaba justificada para visitar a familiares o allegados–, se mantuvo hasta ayer.

Muchos fueron los vigueses que aprovechando también el fin de semana y con el buen tiempo como acompañante aprovecharon las horas vespertinas para viajar a otros municipios, reunirse con amigos o disfrutar de un fin de semana paseando por las playas.

Aluvión de llamadas

El levantamiento y entrada de las nuevas medidas de movilidad provocó un aluvión de llamadas a efectivos de la Policía Local para cerciorarse que podían viajar hasta su destino, ya que todavía son varias las áreas, como por ejemplo Pontevedra, a las que no se puede acudir desde Vigo. “Fueron más de una veintena las llamadas que recibimos de personas que querían ir a Redondela, por ejemplo. Ya explicamos que solo puede ser de paso, no para parar”, explican fuentes policiales.

Por este motivo, los agentes no desplegaron ningún control de tráfico y prefirieron enfocar sus medios en el control del comercio y hostelería. “Al haber mayor libertad de movimiento, no hemos estado tan pendientes, nos hemos centrado en ayudar a todos los ciudadanos que nos llamaban y controlar los avisos por incumplimientos de horarios en cafeterías”, señalan estas fuentes.

Control en las playas

Los desplazamientos no provocaron grandes retenciones en las principales arterias de la ciudad. Si bien sí se espera que hoy, con el comienzo del fin de semana, sí se formen atascos en los accesos a las playas o incluso a municipios limítrofes como Baiona o Nigrán.

También motivado por el buen tiempo, se espera bastante afluencia por el entorno de Bouzas, donde también se desplegarán para controlar que se cumplan con las medidas sanitarias.

Compartir el artículo

stats