El ministerio rectifica y adelanta a marzo la creación del séptimo juzgado de lo Social en Vigo

La puesta en marcha de la sala, clave para afrontar la litigiosidad del COVID en una juridiscción que ya señala juicios en 2022

El arquitecto Alfonso Penela, con el juez decano, el presidente del TSXG y la delegada de la Xunta. |

El arquitecto Alfonso Penela, con el juez decano, el presidente del TSXG y la delegada de la Xunta. | / m. Fontán

Marta Fontán

Marta Fontán

El demandado séptimo juzgado de lo Social de Vigo ya tiene por fin fecha de entrada en funcionamiento. Tras quedar en suspenso su creación en 2020 y trascender esta misma semana que la sala no empezaría a funcionar hasta el 30 de junio, finalmente el Ministerio de Justicia ha adelantado su puesta en marcha al 31 de marzo, dentro de un mes y medio. Ese mismo día también arrancarán los tribunales de la misma especialidad de A Coruña y Lugo. El nuevo órgano judicial vigués llega en un momento en el que los pleitos de despido están al alza y en el que varios de los juzgados de esta materia están señalando juicios a un año vista, en 2022. Además, es previsible que la jurisdicción deba afrontar un aumento de litigiosidad derivada de la crisis económica del COVID-19.

Tras conocerse los planes del ministerio de esperar al verano para crear el juzgado laboral, la Xunta emplazaba este lunes a Justicia a adelantar su puesta en marcha al 31 de marzo, indicando que mientras no arranque la Ciudad de la Justicia la sala tiene espacio en el edificio de “La Gota de Leche” donde ya está uno de los tribunales de Familia. Y ayer mismo el delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, informaba de que este juzgado de Vigo y los otros dos previstos para Galicia se habilitarán ya en marzo. Justicia ya se lo trasladó a la Xunta y también se remitirá el proyecto de orden al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para que emita el informe preceptivo.

Losada destacó el trabajo del ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, y de la directora general para el Servicio Público de Justicia, Concepción López-Yuste. Y se mostró confiado en que la que la puesta en marcha de estos nuevos juzgados sirva para mejorar el ritmo de tramitación de los casos en la jurisdicción social, “en especial en un momento en que el Ejecutivo de Pedro Sánchez apuesta por la protección de los trabajadores”.

Tras conocer la nueva fecha, el gobierno autonómico agradeció al ministerio “la inmediata rectificación”. La Xunta ve “prioritario” el nuevo juzgado vigués y los otros previstos, en los que invertirá 850.000 euros, para agilizar la alta carga de trabajo en la jurisdicción laboral. “Es necesario darle salida cuanto antes a los asuntos pendientes y a los que puedan entrar, ya que muchos afectan a miles de familias gallegas, por la crisis económica derivada del COVID-19, como pueden ser ERTE o despidos”, indican. Junto a juez y letrado de la Administración de Justicia, la sala viguesa tendrá ocho funcionarios.

En abril se iba a reactivar el juzgado de refuerzo laboral, pero esta decisión se revisará ante la inminente creación de la sala definitiva.

Las obras de la Ciudad de la Justicia, al 87%

Y mientras las obras de la Ciudad de la Justicia de Vigo siguen avanzando dentro de lo previsto. La Xunta destacó ayer que la ejecución de los trabajos ya está en el 87%. Lo hizo a raíz de una visita a las obras a las que, con presencia del arquitecto Alfonso Penela, acudieron el presidente del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), José María Gómez y Díaz-Castroverde; el juez decano, Germán Serrano; el director xeral de Xustiza, Juan José Martín; y la delegada de la Xunta en Vigo, Marta Fernández-Tapias, entre otros. En el momento actual se está en la fase final de la estructura del aparcamiento y se comenzó con actuaciones en su interior, así como con otras dentro del edificio, como el montaje de cuatro ascensores. Además, se esta iniciando el aislamiento exterior de las fachadas de las calles Pizarro y Padre Feijóo. “Además, se sigue avanzando en los trabajos interiores y a medida que se fue avanzando en las estructuras comenzaron los trabajos de instalaciones y división como en la guardería, donde ya se está trabajando en su interior; y hay varias plantas donde están acabadas las divisiones y solo queda la carpintería interior”, indica la Xunta. La previsión es que el inmueble esté “completamente operativo” este mismo año.