Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mira Vigo

Una visión mágica

Fernando Franco

Fernando Franco

De meigas fóra, nada

Podríamos decir que nuestra fotógrafa Alba Villar tuvo un éxtasis medio místico cuando su trabajo la llevó a Chandebrito y quedó paralizada con esta visión, no de Dios directamente pero sí de una obra cuando menos divinal: la pastora y su rebaño y, al fondo, el magnificente espectáculo de la Ría de Vigo, la de Aldán y no sabemos si Ons asomándose por la izquierda.

Xavier Lemos y San Xulián

Me gusta la última obra que ha salido de los pinceles del pintor vigués Xavier Lemos, 11 cuadros bajo el título “Detrás dos pasos do Mestre Mateo” que tiene como núcleo temático a la fantástica iglesia de San Xulián de Ventosa, en Agolada, una de las joyas del románico universal. Me atrapa la luz con que ilumina el lienzo de la iglesia de A Golada, el ambiente místico que consigue en “Os Pendellos de Agolada”... Toda una obra con 11 cuadros que, con Manuel Estévez de comisario, tiene intención itinerante por el Camino de Santiago, con plazas ya contratadas pero que la pandemia mantiene en suspenso y a la espera no sé si en la casa-taller del pintor en la avda. de Castelao dado su gran formato. Singular este artista, hijo del también artista Ángel Lemos, teniente de la República en las trincheras de Madrid que sobrevivió a cinco penas de muerte, del que existe un retrato pintado por Laxeiro en su Fundación viguesa, y nieto del confitero Antonio Lemos, al que le conozco al menos cinco matrimonios, proclive a pintar grandes gestas como nuestra Reconquista o la Batalla de Rande.

Vuelve, oh Jesús, vuelve

Echamos de menos a Xesús, sí, sí. Bueno, entendámonos, digo a Xesús Alonso Montero, al que también echan en falta en esa cafetería Bugatti de la calle Venezuela, cerca de su casa, en la que hace tertulia casi cotidiana. Y es que el querido profesor ya tiene más de 90 tacos y, aunque se mantiene, no digo brioso como un alazán pero sí fresco y rozagante, está convaleciente tras una intervención en uno de sus órganos rectores, el corazón, por fortuna nada compleja, microquirúrgica, Stella Maris me hizo llegar hace días un vídeo que él compuso para responder a las muchas personas que se habían interesado por su salud. Aparece más delgado, pero como los que vienen de la clínica Buchinger de Marbella a la que van los famosos. O sea que bien, pronto lo veremos.

De meigas fóra, nada

Y ya que cito a Stella Maris aprovecho para contar que nuestra catedrática de Francés está optimizando ahora el tiempo libre que le regala su jubilación, y lo hace liberando sus energías poéticas, que ya ha escanciado en dos o tres libros. Pero Stella, aparte de amiga de uno, es también promotora de encuentros poéticos, y el último fue tan solo hace unos días bajo el título Meigas en acción. Iba a decir encuentros matriarcales porque solo recitan mujeres pero, por si acaso, no lo digo no vaya a ser que tachen de patriarcal mi visión. El caso es que pudimos oír a través del video montado por Juan Balbuena (son encuentros virtuales, claro) a Montse Copa, Lola Villar, Francesca da Silva, Alicia Savaxe, Nila Pousa, Roxana Villagrasa... Viva la poesía.

Compartir el artículo

stats