Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Acopio masivo antes de autoconfinarse

Dos personas salen con bolsas llenas de un supermercado de Travesía de Vigo. |   // ALBA VILLAR

Dos personas salen con bolsas llenas de un supermercado de Travesía de Vigo. | // ALBA VILLAR

Los supermercados y tiendas de alimentación se consideran establecimientos esenciales y por tanto seguirán abiertos y con un amplio horario (hasta las 21.30 horas máximo) durante el período de máximas restricciones que la Xunta ha decretado desde hoy y durante las próximas tres semanas para detener la incontrolable tercera ola del virus. No obstante, las autoridades sanitarias recomiendan salir de casa solo para lo imprescindible y evitar al máximo exponerse a posibles contagios. Es decir, el consejo general es un autoconfinamiento y salir lo mínimo posible a la calle. Por eso tanto ayer como el pasado lunes, tras el anuncio del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, de esas nuevas restricciones en toda Galicia, muchos supermercados y establecimientos de alimentación de la ciudad han visto un aumento importante de la afluencia a sus instalaciones de personas que acudían a hacer grandes compras para abastecerse lo máximo posible para las siguientes tres semanas y salir de casa así lo menos posible.

“Estamos teniendo mucha más afluencia que un día normal”, aseguró ayer Rebeca Pardo, encargada de un supermercado Eroski Center ubicado en Travesía de Vigo. La imagen ayer de carros y bolsas llenas de productos fue por tanto muy habitual a la salida de estos establecimientos. No se vivieron sin embargo colas, como al inicio del confinamiento del año pasado, pero sobre todo porque los locales al menos de momento no tienen a un trabajador específico en la puerta para controlar el aforo. No se descarta que en los próximos días las esperas sí que sean habituales.

Además del papel higiénico, producto estrella del que los supermercados llegaron a verse desabastecidos en momentos puntuales del año pasado ante la elevadísima demanda, lo que más se están llevando los clientes a casa es tanto carne como pescado. El motivo es evidente: el cierre total de los restaurantes y bares durante al menos tres semanas (solo podrán tener servicio de comida para llevar o para recoger en el local), lleva a que muchas personas compren para casa lo que antes comían fuera. “La demanda actual de carne y pescado está siendo elevadísima”, informaban ayer desde el Froiz ubicado en Gregorio Espino. Los productos no perecederos, obviamente, también fueron otros de los más demandados durante el día de ayer. Y también la fruta. En el Mercadona de la calle Pizarro, por ejemplo, se vivieron momentos de un importante volumen de clientes en la zona de frescos durante varios momentos del día. Por lo general, las mayores afluencias de personas en los supermercados de la ciudad tuvieron lugar por la tarde.

Pero lo que también han detectado estos establecimientos es un importante aumento de los pedidos a domicilio, tanto online como por teléfono. Y es que muchas personas, desde el anuncio de Feijóo haciendo un llamamiento al autoconfinamiento, apuestan ya por salir a la calle lo menos posible y que les lleven la compra a casa. Esta elevada demanda de los pedidos a domicilio ha llevado a muchos establecimientos, como el propio Eroski Center ubicado en el número 44 de Travesía de Vigo, a ampliar los horarios de reparto en casa para poder atender al mayor número posible de clientes. Esto es importante teniendo en cuenta que durante el confinamiento anterior varios supermercados, tanto en Vigo como en el conjunto de España, se vieron tan desbordados que llegó un momento que tuvieron que cancelar los pedidos a través de Internet y también por teléfono ya que tanto el personal que prepara esos pedidos como los repartidores no daban a basto ante semejante aluvión que se llegó a vivir.

No obstante, al no decretarse un confinamiento estricto (hay que recordar que los comercios que no se consideren esenciales pueden permanecer abiertos hasta las 18.00 horas), los encargados de los supermercados esperan no vivir situaciones límite como en la primavera pasada, y además ahora los productores y los propios trabajadores están más preparados después de la experiencia durante aquellos meses.

Compartir el artículo

stats