Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los locales “24 horas” que solo abren 12

El toque de queda asfixia a muchos de estos establecimientos, que se nutrían sobre todo de clientes que compran por la noche | Varios aún resisten tras abrir en plena pandemia

El dueño de Supermercados Trujillo 24 horas, que abrió en Travesía de Vigo en plena pandemia, atendiendo a una clienta. |  // ALBA VILLAR

El dueño de Supermercados Trujillo 24 horas, que abrió en Travesía de Vigo en plena pandemia, atendiendo a una clienta. | // ALBA VILLAR

Seguramente gran parte de los vigueses lo han hecho. Especialmente los que trabajan hasta tarde. Está todo cerrado y hay que buscar alternativas para comprar algo de cenar, pan, un ingrediente que falta para la cena o simplemente cualquier objeto de necesidad. Y acuden a un establecimiento “24 horas”, que además en la ciudad hay unos cuantos y son especialistas en salvar de apuros a muchos. Alimentación, bebidas, golosinas, snacks, prensa, productos de higiene, bollería, pan, helados, recargas de móviles, hielo, caramelos, pizzas, artículos coleccionables y todo lo necesario para salir del paso. El toque de queda, que ahora mismo se sitúa en las 22.00 horas, ha cogido con el pie cambiado a estos establecimientos, que se nutren fundamentalmente de esos trabajadores que salen por la noche cuando el resto de supermercados están cerrados y paran en los “24 horas” a comprar lo que necesiten. Según las directrices que les trasladaron las autoridades sanitarias, ahora no pueden permanecer abiertos más allá de las 21.30 horas, pero a falta de confirmación oficial y la publicación en el DOG, estos establecimientos se consideran negocios esenciales y por eso, defienden los propietarios, no les afectaría el cierre adelantado a las 18.30 horas anunciado ayer por la Xunta y que entra mañana en vigor.

No obstante, el toque de queda nocturno está suponiendo un quebradero de cabeza para los responsables de estos locales, que han visto como de un plumazo sus principales ingresos están cayendo. “Calculamos unas pérdidas de un 70%, explica Félix Antonio, que está al frente de Mercedes Mini Market 24 horas, ubicado en la calle Barcelona y que abrió hace siete meses, en plena pandemia pero cuando todavía no existía el toque de queda.

Los establecimientos “24 horas”, por tanto, se han convertido en locales de apenas 12 o 13 horas como mucho debido a las restricciones sanitarias. Aproximadamente, por lo general, abren ahora desde las 8.30 hasta las 21.30. Un horario, al menos el de cierre, muy similar al de los supermercados. “Y precisamente nosotros vendemos sobre todo cuando cierran los supermercados”, asegura Félix Antonio Mercedes. Los establecimientos están cumpliendo la normativa para evitarse multas. “Nosotros no estamos atendiendo ya a partir de las 21.30 porque nos jugamos una sanción. No solo nosotros, también los que vengan a comprar. La Policía está atenta a estas cosas”, asegura este empresario.

Curiosamente, han sido varios los establecimientos 24 horas que abrieron desde el inicio de la pandemia. Además del Mercedes Mini Market de la calle Barcelona, en Travesía de Vigo abrió Supermercados Trujillo 24 horas, un local de los mismos propietarios que el que lleva varios años funcionando en la calle Coruña bajo el mismo nombre. Hay que tener en cuenta, además, que en este caso están llevando a cabo una estrategia muy potente de captación de clientes, poniendo precios en la mayoría de los productos idénticos a los de los supermercados tradicionales y, en algunos casos, incluso más baratos. “Estamos al alcance de todos los bolsillos. Aunque notamos el hecho de tener que cerrar antes (nuestro horario habitual sería todos los días del año, festivos incluidos, hasta las 3 de la madrugada) porque muchos clientes vienen por aquí al salir de trabajar más tarde de las 22.00, de momento nos seguimos manteniendo y ya estamos pensando en abrir más locales en otras ciudades de Galicia”, asegura Freddy Trujillo, gerente de estos establecimientos. Este denominado supermercado “24 horas” está ampliando al máximo su catálogo de productos para abarcar todas las necesidades: tienen frutas y verduras frescas del día y próximamente empezarán a vender prensa diaria. El objetivo está claro: conseguir que las restricciones y el toque de queda afecten lo menos posible a la facturación.

De momento los locales “24 horas” de la ciudad, en su mayoría, están sobreviviendo pese a la reducción de horarios y la caída de la facturación. Muchos de ellos tienen una clientela fiel que les está ayudando a capear el temporal y los domingos y festivos siguen siendo los días más importantes de venta para ellos, ya que es cuando el resto de supermercados y tiendas tradicionales están cerrados.

Compartir el artículo

stats