Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Malestar entre los usuarios del bus entre Vigo y Pontevedra por la AP-9 al subir el billete un 22%

Viajeros tomando ayer el autobús en Pontevedra con destino a la ciudad de Vigo.  |  // RAFA VÁZQUEZ

Viajeros tomando ayer el autobús en Pontevedra con destino a la ciudad de Vigo. | // RAFA VÁZQUEZ

Malestar entre los usuarios del autobús que une las ciudades de Vigo y Pontevedra por la AP-9 por la subida de la tarifa de los billetes. Un aumento de los precios que consideran “bestial” dado que sube hasta 45 céntimos de una tacada y pasa de costar 2,05 euros a un total de 2,50 euros, es decir, un incremento del 22 por ciento.

Pero no es el único cambio por el que estos usuarios manifestaron su malestar. Una trabajadora viguesa que acude en autobús todos los días a trabajar a la ciudad del Lérez explicaba ayer que también se elimina la posibilidad que había hasta el pasado mes de diciembre de adquirir un billete de ida y vuelta. Al comprar los dos billetes juntos, el precio se rebajaba a un total de 3,35 euros para realizar el viaje con retorno entre Vigo y Pontevedra. Ayer, al verse obligada a sacar dos billetes diferenciados para cada viaje, tuvo que abonar cinco euros, lo que supone un aumento de 1,65 euros más por jornada en su gasto habitual, 95 céntimos si se tiene en cuenta la subida sin contar con la rebaja que se hacía en el billete de ida y vuelta. Echando cálculos, lamentaba que este incremento de las tarifas le iba a suponer un desembolso semanal a mayores en transporte de casi cinco euros, 8,25 euros si el cómputo se hace con respecto a la tarifa reducida que ofrecía el billete de ida y vuelta. En total, 25 euros más al mes.

El enfado de algunos usuarios ayer en el autobús era tremendo, dado que tampoco les ofrecían mucha información: “Nos remitían a la web de la Xunta cuando les preguntábamos por una lista con las nuevas tarifas”, explican. En la estación de autobuses de Pontevedra, a mediodía de ayer, los usuarios se quejaban del “tarifazo” y lamentaban que “nadie nos ha avisado de la subida, que nos parece bestial, y de la que te enterabas al ir a pagar el billete, ni tampoco de si tenemos algún tipo de alternativa para abaratar el coste del mismo como hacíamos antes con el billete de ida y vuelta”.

Explicaciones

Desde la empresa concesionaria del servicio, Monbus, explicaban ayer que se limitan a aplicar las tarifas establecidas en los nuevos contratos del Plan de Transporte Público de Galicia que entraron en vigor el pasado 23 de diciembre y remitían a la Xunta para mayor información sobre las alternativas para acceder a tarifas más reducidas.

Desde la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade se confirmó ayer que sí existen alternativas en el nuevo contrato para que los usuarios “recurrentes” de esta línea puedan acceder a tarifas mucho más reducidas y viajar incluso a un precio más barato que en el contrato anterior. En concreto, hay bonos de 46 o 26 viajes con descuento, cada uno de ellos, de un 75%. Estos bonos, “que no existían en el contrato anterior”, permiten al usuario adquirir un lote de 46 viajes al mes por 27,50 euros (es decir, sale el viaje a 0,60 euros) y de 26 viajes por 15 euros (es decir, 0,58 euros por viaje).

“A mayores, los nuevos contratos del Plan de Transporte Público de Galicia prevén el acceso a tarifas similares a las anteriores para el caso de viajeros más esporádicos, que utilicen la tarjeta TMG de transporte metropolitano de Galicia”, indican. La implantación del Área de Transporte de Galicia en el primer semestre de este año “podrá suponer mayores bonificaciones para los usuarios con la adhesión a la misma de los correspondientes concellos”, dicen.

Además de los bonos antes citados y de la tarjeta TMG, la Xunta también explica que hay un bono mensual que permite realizar viajes por un euro no solo entre esas dos ciudades, sino entre la mayor parte de los concellos de la provincia- Se trata de un bono mensual de 50 viajes que se puede adquirir por 50 euros y que facilita la movilidad en autobús entre la “mayor parte de los concellos de la provincia”, incluidas las dos grandes urbes.

“En general, en el diseño del Plan de Transporte de Público de Galicia se ha tratado de beneficiar especialmente a los usuarios más recurrentes”, indican desde la Consellería de Mobilidade, “por ser estos los que experimentan un mayor coste global del servicio, al hacer un uso más intensivo del transporte público”. “Es por ello que se ha potenciado, para este tipo de relaciones de tráfico de alta demanda, la política de bonos”, aclaran. También resaltan que el Plan de Transporte Público de Galicia establece tarifas homogéneas para toda la comunidad autónoma, “con el objetivo de que el autobús cueste lo mismo, vivas donde vivas”.

Falta de información

Los usuarios, algunos reconocían que habían visto algún cartel sobre unos bonos, pero lamentaron la falta de información al respecto de estas alternativas de tal forma que habían pagado las tarifas ordinarias que sufrieron estos “desorbitados” incrementos. De hecho, pasajeros que viajan desde Vigo a Vilagarcía o a Santiago también se quejaban de alzas en el precio y falta de información sobre las tarifas.

Compartir el artículo

stats