Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hacienda sitúa por encima de los 8.178 millones el valor catastral de todos los inmuebles de Vigo

Es la primera vez que se supera la barrera de los ocho mil millones de euros | Dos tercios de las 211.000 unidades catastrales censadas en la ciudad son de uso residencial | La hostelería se disparó en diez años, con un 165% más

Imagen de fondo: Vista parcial de la ciudad con la concatedral, la sede del Concello y el Puerto

Imagen de fondo: Vista parcial de la ciudad con la concatedral, la sede del Concello y el Puerto Marta G. Brea / FdV

Después de dos años en los que la ciudad se quedaba a las puertas de la barrera de los ocho mil millones de euros, 2020 concluirá con una valoración catastral por encima de ese límite. Es la primera vez que Vigo aparece en el censo del Ministerio de Hacienda con una tasación oficial de 8.178 millones de euros, un 2,7% por encima del valor de 2019. Esta cifra en la que se tasan los 211.000 inmuebles censados en todo el municipio de Vigo es la que utilizan el propio ministerio y, sobre todo, el Concello como base para calcular el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) que pagan cada año todos los propietarios. El crecimiento registrado en esta ocasión no solo se deriva de las habituales actualizaciones que realiza la Dirección General del Catastro con las altas y bajas de cada ejercicio, sino que obedece también a la actualización del coeficiente del IBI aplicada este año, del 1,03%, tal y como recoge la propia pagina web del Catastro, lo que supone un aumento del 3%. De hecho, la diferencia entre 2019 y 2018 fue del 0,4% (se pasó de 7.924 a 7.957 millones), muy lejos del 2,7 de este último ejercicio.

El padrón del Catastro es la base para fijar el IBI y otros impuestos

El valor catastral tiene importancia capital para determinar el importe del IBI, pero también afecta a otras tasas fiscales como el IRPF, la plusvalía municipal y el impuesto sobre el patrimonio. También se usa para calcular el Impuesto Municipal sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, conocido como plusvalía municipal, que grava el incremento de valor que se produce en el suelo desde la compra del inmueble hasta la fecha de su venta. Además, puede servir de referencia para el Impuesto sobre Transmisiones y Actos Jurídicos Documentados y en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.

Para actualizar el catastro tiene que haber una petición previa por parte del ayuntamiento, también es necesario que hayan transcurrido al menos cinco años desde la entrada en vigor del último procedimiento de valoración colectiva de carácter general, y que existan diferencias sustanciales y homogéneas entre los valores de mercado y los que sirvieron de base para la determinación de los valores catastrales vigentes.

Vista parcial de la ciudad con la concatedral, la sede del Concello y el Puerto Marta G. Brea

Los más de ocho mil millones de valoración catastral sitúan curiosamente a Vigo como la segunda ciudad gallega en este apartado, por detrás de A Coruña (10.474 millones pese a tener 40.000 inmueble menos que la urbe olívica, lo que deriva en una tarifa más elevada en el IBI que pagan los ciudadanos). Santiago está tasado en 7.312 millones, mientras que Ourense llega a 6.657, por delante de los 3.827 de Lugo, los 2.910 de Pontevedra y los 2.805 de Ferrol, que cierre la relación de las siete ciudades gallegas.

En estas estadísticas aparecen inmuebles de uso religioso, si bien la Iglesia Católica está exenta de pagar este impuesto.

El año finalizará con un censo de 211.695 inmuebles de todo tipo y usos, siempre de naturaleza urbana (el padrón de rústica no entra en estas estadísticas) si bien esta cifra se actualiza prácticamente mes a mes. De ese volumen edificatorio, alrededor de dos tercios corresponden al uso residencial. Son 135.540 los hogares y viviendas registradas por el Catastro en Vigo, con una tasación de más de cinco mil millones de euros, es decir, el 60% de todo el municipio.

Por número de unidades, figuran en segundo lugar las plazas de garaje, más de 38.600, tasadas en 333,7 millones de euros. No obstante, el segundo puesto en cuanto al valor establecido por el Ministerio de Hacienda es el comercial, con algo más de 681,2 millones de euros para 9.999 locales, pese a que se registra un ligero descenso económico. Cada comercio actual está tasado, de media, en trescientos euros menos que el pasado año.

La regularización realizada hace unos años destapó 8.558 inmuebles ocultos

Donde se ha producido una avalancha de altas en la última década es en el sector de ocio y hostelería. En 2013 (primer año de las estadísticas del Catastro donde se incorpora el valor catastral de cada municipio) había apenas 248 locales con esta uso en la ciudad censados por el Ministerio de Hacienda y a día de hoy son más del triple: 826. Eso sí, este aumento en unidades catastrales de la hostelería no se refleja en el valor, económico, ya que los 140 millones de este apartado en 2013, han pasado ahora a poco más de 177 millones, de modo que cada local tiene ahora una valoración media la mitad que hace diez años.

Otro proceso que también incluye en el censo total de inmuebles y la valoración global del municipio es la regularización catastral realizada por el Ministerio de Hacienda en los últimos años en toda España. En el caso de Vigo, esa inspección de inmuebles ocultos al fisco se realizó hace ya unos años y dio como resultado la aparición de 8.558 unidades que no estaban inscritas en el censo oficial pese a que sí debían hacerlo. No obstante, solo 2.143 eran de naturaleza urbana. La mitad correspondía a ampliaciones y rehabilitaciones que los propietarios no declararon y un 37% eran nuevas construcciones. Un 10% se catalogaron como reformas y cambios de uso y menos de un 3% eran piscinas sin regularizar.

Vista aérea del Puerto de Vigo Puerto de Vigo

Un Puerto en cinco municipios, líder en Galicia

Al margen de los bienes inmuebles urbanos y rústicos, el padrón del Catastro incluye los denominados Bienes inmuebles de características especiales (BICE), aquellos que “constituyen un conjunto complejo de uso especializado, integrado por suelo, edificios, instalaciones y obras de urbanización y mejora configurados como un único bien inmueble a efectos catastrales, por su carácter unitario y por estar ligado de forma definitiva para su funcionamiento”. Son, entre otros, los embalses o salto de agua, las autopistas y carreteras de peaje y los aeropuertos y puertos comerciales. En estos tres apartados tiene representación Vigo, con el Puerto como principal referencia, ya que es el que alcanza mayor valor catastral de Galicia con diferencia. Son más de 301 millones de euros, muy por delante de los 235 de A Coruña, los 95 de Ferrol, los 50 de Marín, o los 35 de Vilagarcía. El Puerto de Vigo es el recinto de este tipo más amplio de Galicia y se extiende a lo largo de cinco municipios de la ría: Vigo, Redondela, Cangas, Moaña y Vilaboa. En la ciudad olívica se asienta el 95% de los 781 bienes catalogados por el Catastro, lo que supone una valoración de más de 267 millones de euros. El segundo BICE es el aeropuerto de Peinador, tasado en 52,5 millones de euros, de los que más de 45 corresponden al municipio olívico y unos siete a Mos. La relación de los bienes especiales se completa con dos infraestructuras sin valorar: la autopista y un embalse.

Compartir el artículo

stats