SUSCRÍBETE

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bum de patinetes por el Covid-19: sus ventas crecen un 1.000%

El temor a usar el transporte público, su carácter individual, el bajo coste de mantenimiento y el carril bici, factores clave

Tienda Megapatín, situada en la calle Martín Echegaray, especializada en patinetes eléctricos.

Tienda Megapatín, situada en la calle Martín Echegaray, especializada en patinetes eléctricos. // J. Lores

La presencia de patinetes eléctricos es imparable: desde junio, sus ventas han aumentado hasta un 1.000%. En un contexto claramente determinado por la presencia del coronavirus, el uso de medios de transporte individuales y alternativos al autobús, al que los usuarios le han cogido respeto por el elevado número de personas que se concentran en su interior durante parte de los trayectos, se ha convertido en una opción estrella para sortear las posibilidades de contagio. Y es que, además, permite un ahorro importante con respecto al vehículo y nos libra de perder el tiempo y la paciencia en los tradicionales atascos de primera hora de la mañana y última de la tarde.

Otro punto a favor es la presencia de un carril bici que recorre la ciudad casi de punta a punta: por ahora, desde Coia hasta Teis, pasando por Camelias, Venezuela, Pizarro, Travesía y Buenos Aires -más adelante, conectará Coia con el entorno de Samil-. Una senda ecológica por la que cada vez se ven más usuarios tanto en bicicleta como, sobre todo, en patinete eléctrico, y que anticipa cómo se dibujará la movilidad del futuro: más respetuosa con el medio ambiente y sin tantos coches copando las arterias de asfalto, que, con el paso de los años, se irán humanizando, como ya ha ocurrido en la ciudad olívica y seguirá ocurriendo: el alcalde, Abel Caballero, ha confirmado la puesta en marcha de un plan para convertir la urbe en un espacio pensado para las personas.

"Se venden muchos patinetes. Modelos de marcas conocidas están agotados incluso en Internet", destacan desde la tienda Alexlibera -con varios negocios en la ciudad-, especializada en este tipo de productos, cuya demanda ha aumentado un 1.000% desde el mes de junio. "La gente se quiere mover sin asumir los riesgos del transporte público y evitar los gastos de un coche o de una moto", justifican, a la vez que subrayan la existencia del carril bici como factor favorecedor. "Vigo está siendo pionera en Galicia al montar una estructura muy completa y amplia para circular con este tipo de medios; siempre se puede mejorar, pero vamos por el buen camino", zanjan.

Una de las tiendas que registra un mayor volumen de ventas de patinetes eléctricos en la primera urbe de Galicia es Media Markt, con sede en el centro comercial A Laxe. Una empleada dedicada a esta materia asegura que, en tan solo tres horas, se habían vendido tres el pasado sábado. "La demanda va a más. Los clientes los necesitan para moverse en el día a día, para ir a trabajar. Uno de ellos lo quería porque dejaba el coche algo lejos de su oficina y, así, llegaba antes en patinete sin meterse con el vehículo por la ciudad. Un camionero comentó que, cuando vuelve a Vigo, deja el camión en las afueras y se acerca a casa en el patinete eléctrico", explicaba antes de destacar las ventajas que ofrecen este tipo de medios de transporte: "Es rápido y fácil de llevar de un lado a otro. Si el trayecto diario es estable y no son muchos kilómetros, ideal, ya que es económico y funcional. Cada vez tendrán más importancia, segurísimo; en la tienda, ya ocupan un lugar central precisamente por eso". Los que más éxito tienen son los de la marca china Xiaomi: "Por imagen de marca, pero también porque dan buen resultado y el servicio posventa es bastante bueno".

Desde Megapatín, tienda especializada en la venta de estos productos -con sede en la calle Martín Echegaray-, aseguran que, con la irrupción del coronavirus, el patrón de cliente ha cambiado. "Antes, destacaban los jóvenes; ahora, acude gente que lo necesita para moverse al trabajo, que está dejando de usar el transporte público para no contagiarse y elige este medio como alternativa, ya que, en patinete eléctrico, es imposible que te contagies porque viajas solo", concretan. Otras razones que explican el buen momento del sector son su tamaño y el precio. "Es un vehículo sin precedentes, superbarato y con un consumo casi nulo: estamos hablando de unos 19 céntimos cada 100 kilómetros. Además, es tan pequeño que lo puedes guardar debajo de la cama; lo ideal sería seguir ampliando el carril bici".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats