Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una llamada al hospital de Fátima para verificar una excusa

Otra de las funciones de los agentes es la de comprobar las versiones o justificantes ofrecidos por los ciudadanos que son localizados fuera de sus domicilios. En ocasiones, algunas de estas razones ya caen por su propio peso, pero en otras ocasiones requieren de una confirmación. Es el caso de un vigués que ayer, en el control de Arenal, tras ser interceptado por los agentes, aseguró que venía del Hospital de Fátima.

El hombre acrecía de volante o papel que reforzarse su argumento, por lo que uno de los efectivos municipal, una vez apartó el coche de la circulación, contactó con el hospital privado para certificar la versión del conductor.

Desde el centro médico aseguraron que el hombre acaba de salir de sus instalaciones por una prueba, por lo que los agentes le instaron a continuar con la marcha, sin denuncia, por supuesto.

Compartir el artículo

stats