Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Conmoción en el Cunqueiro por la repentina muerte de un cirujano

Muere un médico del hospital vigués en la sala de descanso - La autopsia esclarecerá la causa del fallecimiento de Antonio Higuero

Conmoción en el Cunqueiro por la repentina muerte de un cirujano

Conmoción en el Cunqueiro por la repentina muerte de un cirujano

Conmoción en el Cunqueiro por el fallecimiento de un miembro de su plantilla. El cirujano Antonio Higuero Grosso falleció esta madrugada en el propio hospital. Sus compañeros lo encontraron muerto en una sala destinada al descanso del personal durante las guardias.

Nacido en Cádiz y licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Navarra (promoción 1989-1995), Antonio Higuero llevaba más de 22 años ejerciendo su profesión en Vigo. En el momento de su fallecimiento estaba cubriendo su turno de trabajo. Se había retirado a descansar a la sala que dispone el personal médico para sobrellevar las guardias. Por una urgencia los compañeros necesitaron avisarlo. Fue entonces cuando lo encontraron muerto.

Hasta el momento no se ha podido determinar la causa del fallecimiento. La habitación donde apareció muerto fue precintada por orden del juzgado de guardia -el de Instrucción número 8 de Vigo- para tomar muestras. La autopsia que estaba prevista para las próximas horas esclarecerá las causas de la muerte.

La muerte de este cirujano conmocionó a todo el personal que trabajaba esta madrugada en el Cunqueiro, donde nadie temía este triste final para una persona que gozaba en apariencia de un excelente estado de salud. Muy querido entre sus compañeros, el cirujano Antonio Higuero estaba especializado en Cirugía General y aparato digestivo.

Compartir el artículo

stats