06 de febrero de 2019
06.02.2019

Más de 10.000 extranjeros, en su mayoría venezolanos, requirieron en 2018 permisos de residencia

-La oficina también tramitó 6.200 certificados a emigrantes retornados - Las consultas cayeron un 16% al no ofrecer ya asesoramiento laboral

06.02.2019 | 01:53
Más de 10.000 extranjeros, en su mayoría venezolanos, requirieron en 2018 permisos de residencia

Un volumen de trámites y expedientes que si bien sufrió un descenso por la pérdida de competencias en los últimos meses, todavía asume una media de 62 asuntos diarios. La oficina de Extranjería e Inmigración del Ministerio de Trabajo, emplazada en Cánovas del Castillo, atendió el año pasado un total de 16.372 consultas, de las cuales el 62% -cerca de 10.105- atendieron a la tramitación de permisos de residencia o renovación de los temporales. Los más de 6.000 restantes hacen referencia a la solicitud de certificados a emigrantes retornados, documentación indispensable para poder solicitar ayudas y prestaciones.

Desde el verano pasado, estas dependencias, al igual que las registradas en la delegación de Pontevedra, sufrieron un descenso notable en el número de expedientes y causas a tramitar. ¿La razón? La cesión de competencias a otras administraciones. Y es que estas oficinas dejaron de atender cuestiones acerca de asesoramiento socio-laboral que ahora pasan a realizar en exclusividad las Oficinas de Trabajo. De igual modo, la subdelegada del Gobierno en Pontevedra -administración de la que depende directamente estas dependencias- destaca que el volumen de consultas "sigue siendo muy importante". "Este descenso con respecto al 2017 se debe a razones de operatividad", valora Maica Larriba.

Además de estos trámites mayoritarios, en la oficina de Vigo, encargada tanto de asuntos de Emigración como de Extranjería, también se recogieron consultas relacionadas con la obtención de la tarjeta familiar de comunitario o sus correspondientes renovaciones. Con respecto a las consultas de emigración versaron casi en su totalidad a la obtención del certificado de emigrante retornado, máxima obligatoria para que los emigrantes que regresan a España puedan acudir al SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal) y cobrar así el subsidio por desempleo o incluso ayudas extraordinarias para gastos derivados del retorno.

Sudamérica y África

Desde la Subdelegación concretan que la mayoría de los foráneos que acuden a estas oficinas, cerca del 95%, es de origen venezolano. Tras ellos, se encuentran ciudadanos de Marruecos, Senegal, China, Perú, Ecuador, Brasil y Argentina.

Junto a estas dependencias en Cánovas del Castillo, la Subdelegación del Gobierno cuenta con otra oficina en la provincia. Y es que en Pontevedra también se reciben estas consultas aunque solo en materia de Extranjería y es la obtención de las tarjetas de familia de ciudadano comunitario el trámite más requerido. Esta delegación atendió el año pasado 6.802 consultas, frente a las 8.232 del 2017, también por razones de operatividad. "Entre las dos oficinas estamos hablando de más de 22.000 consultas a lo largo del año, a pesar del descenso el volumen anual es muy alto", consideró Larriba.

Entre las funciones atribuidas a la Oficina de Extranjería también se encuentra la realización de informes visados de investigación y estudios, la autorización de prórroga de estancia por investigación y estudios, e informes sobre desplazamiento temporal de menores extranjeros con fines de escolarización.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca
Comeza un ano máis o Concurso Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo nos contan como ven eles as Illas Cíes