19 de noviembre de 2018
19.11.2018

Los colegios se suman con fuerza al museo de arte urbano

El Concello incorpora este mes otros doce centros al proyecto "Vigo Cidade de Cor"

19.11.2018 | 01:35
Pedro Sardiña, delante del mural del colegio Carballal // J. Lores

El exitoso programa de rehabilitación de medianeras del Concello de Vigo implica a la comunidad educativa en el proyecto "Vigo Cidade de Cor" para acercar a miles de escolares de la ciudad al nuevo museo de arte urbano que recorre ya medio centenar de fachadas y muros de inmuebles de todo el casco urbano. En un primer momento la iniciativa se dirigió en exclusiva a edificios residenciales con alguna de sus paredes sin rematar y que afeaban el entorno. Pero con el tiempo se han ido sumando pabellones deportivos, centros recreativos y culturales y, de forma progresiva, un mayo número de colegios. Tal fue la acogida entre los chavales que se creó una lista de espera para participar como "lienzo" e incluso hubo institutos que encargaron dibujos por su cuenta para decorar los patios o cubrir las paredes de zonas comunes de hormigón o sin vida.

Unos días antes de que se lanzara la cuarta edición del programa de medianeras que se desarrolló a lo largo del último verano, el alcalde se comprometió a sacar a final de año una convocatoria extraordinaria dedicada en exclusiva a colegios e institutos. Se ha optado por artistas gallegos para estas piezas con las que se intentan fomentar valores positivos entre los niños y que versan mayoritariamente sobre temática vegetal y animales. Los autores empezaron a trabajar la semana pasada, hay media docena de murales ya rematados o pendientes de pequeños retoques mientras que a los otros llegará el baño de pintura esta semana si el tiempo lo permite. Todos los participantes reconocen que noviembre no es buen momento porque la lluvia podría obligarles a dejar el trabajo a medias varios días, pero se muestran especialmente ilusionados por "acercar el arte a los más pequeños".

Son un total de doce los centros seleccionados para esta última tanda de intervenciones del año: los CEIP Mestres Goldar, Párroco Don Camilo, Chans Bembrive, O Sello, Carballal, Fonte Oscura y O Pombal, los CP Divino Salvador y Quiñones de León, el CPR Bouza Brey y los colegios San Miguel y Compañía de María. Son ya más de una veintena los colegios en los que el gobierno vigués ha restaurado fachadas o muros, pero aún quedan más en lista de espera para próximas ediciones.

La ilustradora Iria Prol es una de las que tienen el trabajo más avanzado y más responsabilidad entre manos con un total de tres encargos. Durante la semana dejó casi finalizado el diseño en el muro del pabellón del colegio Bouza Brey para seguir a continuación por O Sello y dejar para el final la obra en el Quiñones de León. Tras años alternando trabajos para empresas de packaging, diseño de moda, publicidad y producto de creación propia, ahora mismo está centrada en su trabajo como ilustradora freelance. Respecto al encargo concreto del Concello, reconoce que "solo se nos hizo hincapié en el uso del color" por tratarse de un contexto educativo y apuesta por "adaptarse" siempre al espacio del que dispone y al mobiliario que le rodea. Hace un año fue seleccionada en un concurso de Proyecto Ewa para decorar la nave de Pinturas Proa en O Porriño.

Pablo Loyola finalizaba el viernes su trabajo en el muro exterior de Compañía de María, centro para el que ya había realizado otros dos trabajos anteriores. Este es el primero dentro del proyecto municipal "Vigo Cidade de Cor" y de acuerdo con la dirección optó por "una especie de selva de estilo naif con un gran tucán sobre una rama".

Pedro Sardiña agradece la libertad creativa que les proporcionan aunque en su caso procura siempre hablar del motivo de sus trabajos con los directores de cada centro. El viernes se encontraba pintando en el CEIP Carballal un grupo de niños soplando unas hojas de carballo mientras que el diseño final para O Pombal está pendiente de cerrarlo hoy con sus responsables y pintará la última semana de noviembre un muro en el colegio Fonte Oscura encargado por la Concejalía de Patrimonio, que ha vuelto a contar para esta edición con Peri, encargado hace ya tres años de decorar dos paredes del colegio Illas Cíes y que se dedicará en esta convocatoria extraordinaria de recuperar una pared en Mestres Goldar.

Otro artista que regresar tras protagonizar uno de los murales más coloristas de la primera edición de 2015 en las escaleras de la calle Don Quijote es Pelucas, que arranca el jueves su trabajo en el CEIP Chans Bembrive y se encargará también de los murales encargados por el Párroco Don Camilo y el Divino Salvador. Son trabajos de pequeño formato en comparación con otras de sus creaciones, pero agradece la "total libertad" que se proporciona a los artistas. Confía en acabar cada uno entre tres y cuatro días de trabajo.

Noemí Núñez es la última de los autores y dará vida a unos 24 m2 de un muro del colegio San Miguel. "Se trata de una zona sombría, por lo que será un dibujo cargado de colores vivos y vegetación con elementos orgánicos para convertirlo en un lugar más humano y amable", explica la artista plástica que ya realizó otros tres trabajos en la Escola Municipal de Música, el Javier Sensat y el colegio Atalaya Cantabria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca
Comeza un ano máis o Concurso Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo nos contan como ven eles as Illas Cíes