16 de julio de 2018
16.07.2018

Un sindicato policial denuncia un "grave desencanto" en el seno del grupo UIP

La UFP afirma que hay problemas internos en la unidad de antidisturbios de Vigo por "vulneración" de derechos: "Hay agentes que se quieren ir"

16.07.2018 | 02:28

La Unión Federal de Policía (UFP) denuncia el "desencanto", "falta de motivación" y "frustración" existente en el seno del grupo de la Unidad de Intervención Policial (UIP) con sede en Vigo, situación que atribuyen a "problemas internos" de diversa índole y a una "arbitraria manera de dirección", que se tradujo en los últimos meses en "denegaciones" de días de asuntos particulares a los que tienen derecho los agentes o retirada de permisos cuando ya estaban concedidos sin que estimen que la decisión respondiese a necesidades del servicio. "Es un problema grave que se intentó solucionar con diálogo y remitiendo escritos al jefe superior del grupo a nivel de Galicia; las incidencias son constantes, muchos compañeros se quejan y hay gente que quiere abandonar la unidad", explica Agustín Vigo, portavoz de este sindicato policial, que atribuye la situación al coordinador en Vigo de los también conocidos como antidisturbios. "Debe haber otra persona al frente", afirma.

Una de las características de la UIP -en Vigo hay unos 50 agentes adscritos al servicio- es su gran movilidad. Fueron los que se trasladaron a Cataluña con motivo de la Operación Copérnico y es habitual que acudan a otras ciudades con motivo de grandes eventos o acontecimientos. Recientemente, por ejemplo, viajaron a Madrid con motivo de las celebraciones de la Champions y también fueron movilizados tras el cambio de Gobierno. "En este último caso se han retirado permisos a compañeros cuando había personas disponibles de unidades de otras ciudades; sabemos como es el trabajo, la movilidad y el compromiso que requiere, pero entendemos que muchas decisiones son arbitrarias y en ciertos casos adoptadas incluso como castigo", afirma Vigo. Otras fuentes del sindicato señalaron que, a petición de la UFP, tras el verano se hará una evaluación de riesgos psicosociales en el grupo de Vigo, que consistirá, concretan, en entrevistas con representantes sindicales y tests anónimos de los policías.

El sindicato, que denuncia incidencias concretas con miembros del grupo que precisaban los días por cuestiones como la intervención quirúrgica de un familiar o una inminente paternidad, ha remitido varios escritos al jefe superior gallego denunciando la situación e instando soluciones. Varios efectivos a título particular suscriben las consideraciones del sindicato. "La vida personal y familiar de los policías debe ser respetada; costó mucho lograr estos derechos y no se pueden vulnerar así", concluye el portavoz de la UFP.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca
Comeza un ano máis o Concurso Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo nos contan como ven eles as Illas Cíes