Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Peinador pierde en una mañana 6 vuelos por la niebla y con el sistema que los guía inoperativo

El avión de TAP fue desviado a Oporto, y el de Air Europa y el Air Nostrum a Santiago -Diez enlaces anulados desde la desconexión el día 10 del VOR

Imagen del "VOR", el sistema de "radioayuda" de Peinador. // FdeV

Imagen del "VOR", el sistema de "radioayuda" de Peinador. // FdeV

Cuando el cielo lucía ayer despejado en la ría de Vigo, en Peinador la niebla se cebaba con el tráfico aéreo. En apenas tres horas se celaron en total seis vuelos después de que tres aviones fueran desviados a otros aeropuertos por la nula visibilidad en la pista viguesa. A este fenómeno meteorológico apuntó Aena como única causa de estas incidencias pero hay otra circunstancia técnica complica más la situación, que hacen a Peinador más vulnerable a desvíos en un escenario así de nebuloso: la desconexión de la "radioayuda".

Denominada VOR/DME, este sistema tiene como misión guiar a los comandantes hacia la pista. El pasado 10 de noviembre, el gestor público responsable de la navegación aérea, Enaire, lo dio de baja por haberse quedado obsoleto al tiempo que iniciaba el proceso de sustitución por uno más moderno. Pero el cambio de un entramado técnico tan sofisticado no se hace de un día para otro. En su nota remitida a principios de este mes, Enaire sitúa la entrada en funcionamiento del mecanismo para finales del primer trimestre de 2017.

Consecuencia o coincidencia, lo cierto es que al día siguiente de desactivar el VOR comenzaron los problemas. Ese 11 de noviembre fueron desviados dos aviones a Santiago, uno de Air Europa de Madrid y el vueling de Barcelona. Aena insistió entonces en desvincular las cancelaciones de los cuatro enlaces a la inoperatividad de la radioayuda culpando sólo a la baja visibilidad derivada del asentamiento de los bancos de niebla sobre Peinador.

El gestor aeroportuario ofreció el mismo argumento ayer sobre la causa de los tres vuelos suspendidos en Vigo: el TAP de Lisboa, el de Air Europa de Madrid y el Air Nostrum de Bilbao. El primero acabó en Oporto y los otros dos tomaron tierra en Santiago. Desde estas terminales efectuaron esos aviones las salidas que tenían programadas ayer en Peinador, y que hizo perder a la terminal viguesa seis vuelos en total con el consiguiente malestar de las decenas de pasajeros afectados.

Compartir el artículo

stats