Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La AP-9 en Vigo es el tramo con más afectados por ruido de España

Fomento la sitúa entre las siete zonas de urgente solución ► Hay 2.000 personas que sufren una contaminación acústica excesiva

Coches circulando por el acceso de la autopista AP-9 a su paso por Teis. // R. Grobas

Coches circulando por el acceso de la autopista AP-9 a su paso por Teis. // R. Grobas

El tramo de entrada de la AP-9 en Vigo ostenta un dudoso honor entre la red de carreteras en régimen de concesión de España: es el que somete a contaminación acústica a un mayor número de vecinos de su entorno. Según el plan de acción contra el ruido elaborado por Fomento, el intenso tráfico del vial provoca que 2.000 personas de Vigo soporten un volumen superior al objetivo de calidad acústica (OCA), que se establece en menos de 65 decibelios (dB) durante el día y 55 dB por la noche. Un análisis encargado por Audasa, la concesionaria de la AP-9, ya avanzaba que en Teis había 600 viviendas con 1.600 vecinos expuestos a más de 65 dB. El mismo documento revelaba además que 5.000 domicilios y unas 13.500 personas situadas en el entorno de la AP-9 aguantan ruidos que superan los 55 dB.

El plan contra el ruido elaborado por Fomento se basa en mediciones y mapas estratégicos realizados en 2012. Tras su análisis, los técnicos identificaron 26 tramos de autopistas de peaje repartidos a lo largo y ancho de España en las que es necesario actuar por sus niveles de contaminación acústica. En cada uno de esos casos se detalló la extensión del trazado y la población afectada. Y es ahí donde los 3,8 kilómetros de entrada de la AP-9 en Vigo destacan con fuerza. Su marca de 2.000 vecinos es, de lejos, la más alta de todos los casos seleccionados. El único vial que se le acerca es la AP-7 a su paso por Torremolinos (Málaga), donde a lo largo de 800 metros de autopista se expone a volúmenes que superan el OCA a 1.852 habitantes.

La entrada de la AP-9 en Vigo destaca por otra razón. El plan identifica siete de los 26 tramos como prioritarios. En concreto valora como "alta" la "gravedad de su impacto sobre el ambiente sonoro". Por esa razón considera que deben atajarse en primer lugar a la hora de frenar la contaminación acústica. La AP-9 a su paso por Vigo se encuentra entre ese "top 7", junto a la AP-2 en Barcelona, dos puntos distintos de la AP-7 a su paso por Málaga y Cataluña, otros dos de la AP-68 en Vizcaya y la AP-6 en Madrid. De todos ellos el de Teis es también el más largo, con 3,8 km. El listado completo de los 26 tramos identificados en el plan de acción contra el ruido incluye otro punto de la AP-9, de unos 250 metros y que pasa por Pontevedra, aunque en este caso la "gravedad de su impacto sonoro" se considera "baja".

Las mediciones y el plan elaborado por Fomento se enmarcan en la segunda fase para aplicar en España la directiva europea contra contaminación acústica (2002/49/CE). En esta etapa -finalizada en el verano de 2013- se incluyeron todos los ejes viarios que soportan más de tres millones de coches al año y las aglomeraciones con más de 100.000 vecinos.

Las soluciones propuestas

Solucionar ese problema requeriría una inversión, según las estimaciones recogidas en el plan de acción contra el ruido, de 18,8 millones de euros. A preguntas sobre quién debería asumir la inversión, fuentes de Fomento señalan que "la ejecución de las actuaciones que en su caso pudieran recaer sobre el gestor de la infraestructura en la AP-9 correspondería a la sociedad concesionaria, previa aprobación del ministerio". Todo ello -abundan en Fomento- "sin perjuicio de la responsabilidad que pudiera corresponder a otras administraciones con competencias de concesión de licencias de construcción de edificaciones establecidos en la legislación sobre ruido".

En el informe se plantean varias soluciones para paliar la contaminación acústica, como instalar barreras "antirruido" o un pavimento fonorreductor. Para casos con un conflicto "alto", como en Vigo, se señala también la necesidad de "actuaciones complejas", como reducir la velocidad de circulación, la construcción de glorietas, modificar el trazado o instalar cubiertas parciales y totales en el vial.

La contaminación acústica que soporta la AP-9 a su entrada en Vigo ya llevó al pleno municipal a pedir a Fomento que tomase medidas para atajar el problema. A los vecinos afectados en Teis se suman también los de Redondela. Un informe encargado por la asociación de afectados por la AP-9 de Chapela concluye que en esa parroquia hay 227 casas expuestas a volúmenes de más de 65 dB debido a la cercanía de la autopista. En los últimos meses el ministerio logró que Audasa se comprometiese a adoptar medidas para paliar el ruido.

Galovart urge en el Congreso que el vial sea urbano entre Buenos Aires y Alfonso XIII

  • El PSOE solicita en el Congreso la conversión en tramo urbano de la AP-9 entre el nudo de Buenos Aires y la calle Alfonso XIII. La diputada socialista Lola Galovart acaba de presentar en la Cámara una Proposición no de Ley instando al Gobierno a que emprenda, de forma urgente, las gestiones necesarias para lograr ese objetivo. También reclama al Ejecutivo que adopte las medidas necesarias para aminorar la contaminación acústica en el tramo urbano de la autopista, para lo que demanda "mejoras en lo relativo a los diversos parámetros de calidad en esta infraestructura".Galovart denuncia que "la subida constante de los peajes, la no bonificación y la falta de descuentos" ha convertido a la AP-9 en "una de las autopistas más caras de España". "A ello se añade"- recalca la socialista- "la parálisis en la construcción de la alternativa libre de peaje entre Vigo y Pontevedra, a través de las autovías A-57 y A-59".La diputada del PSOE recuerda que el pleno del Concello de Vigo de principios de mes aprobó por unanimidad una moción socialista en la que se instaba a la Xunta, Gobierno y Audasa que llevasen a cabo de forma urgente las gestiones que ahora reitera en su Proposición no de Ley.

Compartir el artículo

stats